•  |
  •  |
  • END

La procuradora especial para la niñez, Norma Moreno, y Jorge Mendoza, Director enlace del Foro de Educación y Desarrollo Humano, FEDH, instaron a los legisladores a aprobar la necesaria Ley de Merienda Escolar, que permitirá la alimentación y nutrición de por lo menos 995 mil niños y niñas, entre los 6 y los 12 años.

Para la procuradora Moreno esto va más allá de cualquier intencionalidad política, y es para el beneficio de la niñez, por lo que deben pensar en el interés superior de la niña y del niño, a lo que está obligado el gobierno de Nicaragua como firmante de la Convención sobre los Derechos de la Niñez, además, que se debe ser responsable con lo dictado por la Ley de Seguridad y Soberanía Alimentaria y Nutricional.

“Por la falta de alimentación y de nutrición, muchos niños y niñas desertan del sistema escolar”, expresó la Procuradora, agregando que por mala nutrición, la niñez es más vulnerable a las enfermedades y tiene un bajo rendimiento y desarrollo, tanto físico como en sus capacidades de aprendizaje.

Indicó que en años anteriores, a través del Ministerio de Educación, se ha garantizado la merienda escolar a los estudiantes de educación preescolar y primaria en 9 mil 540 escuelas, a través del Programa Integral de Nutrición Escolar, el Programa Mundial de Alimentos y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, entre otros. Sin embargo, este indispensable elemento para la educación necesita fuerza de ley para su sostenimiento y un presupuesto adecuado para su implementación.

Por su parte, Mendoza, en representación de FEDH, indicó que una ley o un cuerpo normativo que asegure la ingesta de las kilocalorías aprobadas por Naciones Unidas, como estándar nutricional, vendría a fortalecer los esfuerzos que se están desarrollando en los últimos años a favor de la educación y de la niñez.

El desafío del Estado

“Si bien hay un incremento sustancial en el número de meriendas escolares que desde 2007 andaban por las 300 mil raciones diarias, llegar a 2010 con más de un millón de meriendas diarias por cuatro días a la semana, representaría un avance sustantivo. No obstante, esto es un desafío para el Estado”.

El representante de FEDH señaló que para el Ministerio de Educación el reto implicará que mejore su estructura para la distribución de la merienda escolar. De parte de la Asamblea Nacional, se necesita de recursos que permitan asegurar la alimentación y un incremento en el presupuesto nacional para educación. Pero esta vez no sería sólo la voluntad del gobierno de turno, sino un mandato legislativo que obligará a las instituciones del Estado a que brinden la merienda escolar.