•  |
  •  |
  • END

La fiscal Odette Leytón, Directora de Unidad de Género del Ministerio Público, aseguró que se han propuesto marcar precedente contra los tratantes de personas y sus cómplices, ya que en los últimos cinco años de 56 casos procesados tan sólo en 5 se han logrado condenas.

La directora de la Unidad de Género dijo esto en conferencia de prensa, como parte de la Coalición Nacional contra la Trata de Personas, CNTP, instancia que ha observado un incremento en este tipo de delito, donde la víctima es utilizada para fines sexuales, ya sea para prostituirlas o pornografía infantil.

Según Danilo Medrano, Director de Trabajadores para la Educación en Salud e Integración Social, Tesis, es difícil contabilizar la verdadera dimensión del problema, pero todo está a la vista, y el movimiento de esta actividad delictiva se alimentó con la crisis económica y el aumento de la pobreza.

El fiscal Javier Morazán, Director de la Unidad Anticorrupción y Crimen Organizado del Ministerio Público, dijo que los más afectados por la trata de personas son los niños y los adolescentes. De 2004 a 2009 se han procesado 56 casos, de los cuales tan sólo en 5 han logrado obtener condena.

“El problema es que éste es un delito muy complejo y difícil de comprobar, sobre todo cuando los familiares o amistades de la víctima y, en ocasiones, hasta la misma víctima, se retractan o se olvidan de sus primeras declaraciones, lo que bota todo el trabajo acusatorio durante el proceso judicial”, dijo Morazán.

Consideró que la problemática tiene que ver con la intimidación y el chantaje por parte de los victimarios, y a veces también la complicidad de los mismos testigos.

La fiscal Leytón aseguró que no van a ser tolerantes con estos casos, y harán las acusaciones correspondientes por falsos testimonios y perjurio, donde mentirosos y olvidadizos pueden terminar con condenas de hasta 12 años.

Llaman a poner mano dura

Juana Mercedes Delgado, coordinadora del proyecto contra la trata de personas de Save the Children, dijo que hacen este llamado a la población desde el inicio del año, para comenzar a trabajar y tomar acciones específicas a nivel comunitario, pero también para que la misma población actúe, pues la ciudadanía también debe asumir su rol y denunciar la problemática.

Delgado indicó que a nivel regional, los países centroamericanos están coordinando acciones para eliminar este flagelo que trasciende fronteras.

Débora Grandison, Procuradora de la Mujer, comentó que ante la trata de personas, su institución ha impulsado capacitaciones para la identificación del delito, sobre todo en zonas fronterizas y turísticas. En esto se incluye ciudades como Chinandega, Estelí, Rivas y Granada, entre otras.

“Es necesario impulsar las campañas de concienciación y prevención contra la trata de personas, para perseguir esta actividad delictiva”, dijo la Procuradora de la Mujer, quien agregó que no dejarán que se continúe destruyendo la integridad de la niñez y de la adolescencia, utilizada por los tratantes como mercancía.