•  |
  •  |
  • END

El mismo 18 de diciembre de 2009, día en que fue emitida la orden de libertad para los tres narcos guatemaltecos que se fugaron del Sistema Penitenciario de Chinandega con orden falsa, también fue falsificada otra orden de libertad condicional para el mexicano José Salvador López Santos, vinculado, según las investigaciones, al Cártel de Sinaloa.

La sentencia falsa para López Santos tenía una diferencia y un denominador común con la que favoreció a los narcos guatemaltecos: fue rubricada por una juez de ejecución de sentencia, y el abogado defensor era el mismo: Ricardo Polanco. Polanco guarda prisión Chinandega acusado de falsificación de documentos públicos.

Como ambas órdenes fueron entregadas en horas de la tarde y el día exacto cuando el sistema judicial salía de vacaciones de fin de año, fue hasta al día siguiente (19 de diciembre) cuando se hizo efectiva la orden de libertad para los narcos en Chinandega. En Managua, con López Santos, el engaño no funcionó, porque las autoridades del penal advirtieron falta en los requisitos para soltar al reo.

“Claro, se dieron cuenta de que la sentencia no señalaba el oficio acostumbrado a ser girado a Migración y Extranjería, por lo tanto, fue rebotado”, filtró ayer una fuente judicial que por lo delicado del caso pidió el anonimato.

END alertó

Otra cosa que ocurrió es que, días antes, este rotativo hizo pública la singular decisión de la juez Tercero Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Rosario Gaitán, que estaba otorgando la libertad a un mexicano sin arraigo en el país, por lo que todo el sistema judicial, ya estaba alertado.

El 22 de diciembre de 2009, el abogado Ricardo Polanco visitó las oficinas de END y se quejó del Sistema Penitenciario de Tipitapa, pues se había presentado con un Recurso de Exhibición Personal ante el alcaide Oscar Molina, y éste se negó a liberar a su defendido. Polanco alegó que su cliente, que era López Santos, estaba detenido de forma ilegal desde el 19 de diciembre.

Fiscalía pedirá revisión de otras liberaciones

Una fuente ligada a las investigaciones de la última falsificación, aseguró que este tipo de artimañas para lograr las liberaciones se han practicado antes, pero que han fracasado debido a las medidas de seguridad del Sistema Penitenciario Nacional. “Habría que ver cómo lograron sorprender a las autoridades del penal regional. Eso es lo que se va a dilucidar”, dijo el informante.

Ayer intentamos consultar al alcaide del Sistema Penitenciario Nacional, Óscar Molina, para ahondar sobre el tema, pero no contestó las llamadas. El Fiscal General de la República, Julio Centeno, aseguró que entre las orientaciones de la investigación que aún sigue abierta, está revisar todas las órdenes de libertad extendidas antes, para asegurarse de que no se dieron otros casos.

“La ley nos da el derecho de orientar las investigaciones, y solicitaremos a Gobernación que revise las órdenes de libertad emitidas antes para descartar viejas sorpresas”, aseguró el doctor Centeno.

Y es que el caso de la falsificación fue de dominio público hasta este mes, debido a que los familiares de los reos nicaragüenses que purgaban pena junto a los guatemaltecos, le reclamaron al secretario de la Sala Penal, José Antonio Fletes, porque los suyos no fueron beneficiados con la liberación. De haberlos incluido, el ilícito habría quedado en la impunidad.

El fiscal Centeno se declaró preocupado “con esta penetración de los narcos en el sistema de justicia, porque no sólo afecta su credibilidad, sino que a nivel internacional también crea una imagen negativa, ya que cuando se resquebraja el sistema jurídico se pierde la confianza en el país”, dijo.

Magistrado confirma

El presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Armengol Cuadra, al consultarle sobre las coincidencias de las liberaciones narcos, aseguró ayer que el caso de la juez Gaitán ya se estaba investigando, por las circunstancias en que se dio la orden de libertad, y que la similitud es un aporte más para la investigación, porque “no se descarta nada”.

La fuente ligada a la investigación también aseguró que autoridades policiales investigan el supuesto ingreso el recién pasado diciembre, de un mexicano que traía una buena cantidad de dinero, supuestamente, para pagar esas liberaciones.