•  |
  •  |
  • END

“Hay pocos huesos y muchos sabuesos tras esos huesos”. La expresión es del vicepresidente Jaime Morales Carazo, al referirse a la manera como diversos sectores están tras los casi 30 cargos públicos que deberá elegir la Asamblea Nacional en varias instituciones del Estado.

Para Morales Carazo, los movimientos políticos que están generando estos nombramientos son normales. “Esto con facilidad lo podríamos sintetizar folklóricamente como presiones y pugnas entre perros, gatos, ratones, chanchos y elefantes, pero también hay zorros que están detrás de todo este juego, porque saben que hay cosas que ya se dieron y otras que se van a dar”, explica.

“Unos los quieren en combos, meterlos a todos dentro de un saco y luego sacar a los premiados ya previamente amarrados. Todo esto es parte de los procesos de las negociaciones que se irán ventilando en el transcurso de las próximas semanas”, adelantó.

Juego en marcha

Según el vicemandatario, uno de los más hábiles interlocutores políticos del país, parte del proceso es todo lo que ha venido pasando en los últimos días en el Parlamento.

“Ya vimos el caso casi para Ripley, en que el Presidente de un partido (el presidente del PLC) votó en contra de su propio partido, dizque porque se equivocó, otros dicen que es daltónico, y confundió lo rojo con lo negro. Hay que verlo con buen sentido de humor; los sabuesos tras los huesos”, añadió.

Según Carazo, parte de ese mismo juego, es la pretendida destitución del presidente Ortega que anunció hace días la oposición. Eso para el vicepresidente “es una quimera”. “Es como que alguien quiera llegar a la luna sobre un papalote, lechuza, cometa, o el barrilete de Quincho. En la primera levantadita de viento cae y se dan un gran sopapo ante la cruda realidad”.

A lo que segundo del Ejecutivo le ve mucha seriedad, es a la propuesta del presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, sobre un recurso por conflicto de competencia para poner fin a la controversia que ha levantado el Decreto Ejecutivo 03-2010, que el presidente Ortega publicó extendiéndoles a los funcionarios el tiempo constitucional que está por vencérseles. “Esa es una propuesta con una fundamentación correcta”, calificó.

Estimó Morales Carazo no tener la menor duda de que para estos nombramientos “se está cocinando por arriba, por abajo y por todos lados. Lo que pasa es que muchos están en los hornos equivocados y se pueden quemar o salen quemados, pero que hay grandes cuques o chef, no hay la menor duda”, finalizó.