José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

La firma de un convenio laboral entre las empresas de la Zona Franca, el Ministerio del Trabajo y los empleados de las maquilas permitirá la construcción de mil nuevas viviendas sociales para trabajadores de esas instalaciones.

Así se anunció a todos los empleados agremiados en los diferentes sindicatos, en una asamblea general donde también se informó sobre los porcentajes de aumento alcanzados para establecer el salario mínimo, que está en negociación entre los empresarios privados y los negociadores del Estado.

El nuevo acuerdo establece que en 2011 el salario mínimo será incrementado en un ocho por ciento, en 2012 en un nueve por ciento, y para 2013 subirá un 10 por ciento.

El Director de la Corporación de Zonas Francas, Álvaro Baltodano, aseguró que la firma de este convenio permite que las empresas  que han sufrido los efectos de la crisis económica mundial puedan mantener sus niveles de empleo y beneficiar a sus trabajadores con apoyo de leyes sociales como la Ley de Vivienda Digna, que concede subsidios y facilidades de acceso a créditos para viviendas sociales.

El anuncio se sumó al acuerdo alcanzado entre el gobierno de Nicaragua con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, la banca privada y las empresas constructoras, para colocar 90 millones de dólares en financiamiento a largo plazo para viviendas con precios menores a 30 mil dólares.

El cemento económico

A los esfuerzos privados se sumó la empresa Cemex de Nicaragua, lanzando un cemento más económico con la marca de “Cemento Popular”, como respuesta a la solicitud de las autoridades de identificar mecanismos que permitan disminuir los costos de la casas.

Según nota de prensa de la citada empresa, “Cemento Popular es un producto fabricado por Cemex para apoyar exclusivamente los programas de viviendas de interés social del Gobierno y lograr una reducción importante en el costo total de los materiales de construcción”.

El producto anunciado tiene un costo un poco menor que el cemento comercial, pero va en bolsas especiales para el programa social.

El “Cemento Popular” estará a la venta exclusivamente para los proyectos de Vivienda de Interés Social administrados por las autoridades correspondientes.