Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

La jueza Rosario Gaitán, en la mira de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, por haber otorgado la libertad condicional al mexicano José Salvador López Santos, sin tener arraigo en Nicaragua, emitió otro fallo polémico, esta vez a favor de la pareja que asesinó de forma atroz al sociólogo Douglas Guerrero Castellón.

La titular del Juzgado Tercero Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria otorgó la libertad condicional a favor de Jonathan Hubert Zapata Calderón y Karelia del Carmen Castellón Rivera.

La resolución en la que se ordena la libertad de Zapata y Castellón fue dictada a la una de la tarde del 14 de diciembre del año 2009, pero notificada al abogado acusador, Francisco Fletes Largaespada, hasta el 19 de enero de 2010, es decir, 35 días después.

La decisión de Gaitán tomó por sorpresa a los hijos del profesional asesinado en marzo de 1998.

Roxana Guerrero, hija del sociólogo Douglas Guerrero, dijo que lo hecho por la judicial es una “barbaridad”.

“Hay un error en el cómputo de los días que dicen haber trabajado, porque no puede ser posible que desde el mismo día en que ingresaron al penal comenzaron a trabajar”, señaló Guerrero.

Las condiciones de la libertad

Al ordenar la libertad condicional, la judicial establece que los dos acusados deberán cumplir con período de pruebas de siete años y siete meses, tiempo durante el cual deberán presentarse una vez al mes a la oficina de control de procesados en el Complejo Judicial de Nejapa.

Además, Zapata y Castellón, durante ese período, no podrán salir del país y tienen prohibido acercarse a los familiares de la víctima por cualquier medio.

Karelia Castellón deberá establecer su domicilio en Granada y Jonathan Zapata tendrá que hacerlo en Managua, en caso de cambiar de dirección deberán avisar previamente a la autoridad judicial.

Los días en prisión

El abogado José Denis Contreras, defensor de Karelia Castellón, durante la audiencia en la que solicitó la libertad condicional para su representada, alegó que ella tiene 23 años y seis meses aproximadamente de efectiva prisión, tomando en cuenta el tiempo laborado en el penal.

Mientras tanto, el abogado Francisco Noel Del Castillo, defensor de Jonathan Zapata, alegó que éste cumplió con las dos terceras partes de la condena de 30 años de presidio, señalando que su cliente tiene acumulado 21 años, 10 meses y 21 días de efectiva prisión, tomando en cuenta el tiempo laborado en el penal sin recibir paga.

Empero el abogado acusador, Francisco Fletes, sostiene que aún con lo que dicen haber trabajado, Karelia Castellón sólo ha cumplido 18 años y 11 meses de detención, mientras Jonathan Zapata acumula 17 años, tres meses y 20 días.

Daños irreparables

El abogado Francisco Fletes, al apelar de la sentencia de la jueza Rosario Gaitán, señala que la referida resolución causa un daño irreparable a los familiares de la víctima.

Fletes agrega que el tiempo laborado por los condenados hasta antes de quedar firme la sentencia de 30 años de presidio, no le podía ser abonado a razón de dos días de prisión por cada día laborado.

Según el abogado acusador, el abono legal deberá ser calculado a partir de la fecha en que la sentencia quedó firme, el 14 de febrero del año 2005, cuando el Tribunal de Apelaciones de Managua confirmó el fallo de primera instancia.

La apelación, presentada el 22 de enero a las 12 y 38 minutos del mediodía, deberá ser resuelta por los magistrados de una de las dos salas penales del Tribunal de Apelaciones de Managua, donde los hijos de la víctima esperan se revierta el fallo.