Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |

La policía de Siuna trasladó hoy a una cárcel de Matagalpa a las 21 personas acusadas por la supuesta participación en actividades de narcotráfico y por los sucesos ocurridos el 8 de diciembre en Walpasiksa, una comunidad indígena del caribe norte.

Entre los individuos remitidos con diligencias de máxima seguridad policial figuran  Fernando Meléndez Paudd, alias “el patrón”, y Catalina Del Carmen Ruiz, ambos de nacionalidad colombiana. Asimismo, fue trasladado el peruano Marcos Antonio Gamboa, que también está acusado junto a 18 nativos de Walpasiksa, de tráfico internacional de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, asesinato, lesiones, tenencia ilegal de armas, lavado de dinero y otros delitos.

El traslado de estas personas se debe al hacinamiento de reos en condiciones muy difíciles, y por la mínima capacidad de custodia que tiene la policía de Siuna y Las Minas.

La defensa de los extranjeros y nacionales acusados, mostró su inconformidad por la medida tomada, alegando violación de los derechos de sus clientes y del proceso en la causa. Sin embargo, lo resuelto sólo es cambio de lugar respecto de la medida cautelar, dado que el juicio oral y público previsto para el 13 de abril, se realizará en Siuna, por lo cual, los acusados tendrán que regresar para comparecer ante un juez técnico.

El 8 de diciembre, miembros de la Fuerza Naval y la policía fueron atacadas por varios flancos al intentar pisar suelo en Walpasiksa, por lo que murieron el teniente Joel Baltodano, y el sargento Roberto Somarriba.

Un día después, patrullas conjuntas del Ejército y la policía se enfrentaron a un grupo de armados que se desplazaban en una panga sobre el mar, en el territorio de Prinzapolka, a los que les incautaron 177 mil dólares, armas y drogas provenientes de la narcoactividad en Walpasiksa, comunidad donde los extranjeros fortalecían sus operaciones narcos.