•  |
  •  |
  • END

Después de que el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) reviviera las causas del Narcojet y Las Vaquillas del IDR contra Arnoldo Alemán, el Ministerio Público y la Procuraduría General de la República se preparan para dar el siguiente paso en los Juzgados de Managua, mientras la juez Irma Laguna, Juez Primero de Distrito del Crimen de Managua, está a la espera del expediente.

El Fiscal General de la República, Julio Centeno, aseguró que después de ser notificado por el TAM, el martes pasado, se personaron ayer ante ese Tribunal para retirar la resolución de la Sala Penal Uno y estudiarla frente a la nueva Ley de Punto Final o Ley 715 (Ley de Fijación de Plazo Razonable en Causas Pendientes) del Código de Instrucción Criminal.

“El departamento técnico jurídico del Ministerio Público ya está estudiando el caso para luego dar a conocer la posición de esta instancia”, expresó el fiscal Centeno.

También la PGR

Mientras tanto, el procurador Hernaldo Chamorro, coordinador de la Unidad Anticorrupción de la Procuraduría General de la República, expresó que en cuanto sepan que el expediente llegó a su lugar de origen (Juzgado Primero de Distrito del Crimen de Managua) harán sus peticiones a la Juez Laguna, para que continué con el proceso contra Alemán.

“Nosotros ya ofrecimos pruebas desde que el proceso inició, con informes de la Contraloría y otros documentos”, añadió.

Según los plazos establecidos en la Ley 715, las dos causas contra Alemán deben resolverse en dos meses, una vez que se radique el expediente en el juzgado de primera instancia; ya que las penas de los delitos acusados (fraude contra la administración pública, exoneración ilegitima entre otros) pasan las penas de cinco años y son menores de 12 años, explicó Chamorro.

El procurador agregó que la PGR apeló en su momento estas causas porque el juez dictó sentencia de sobreseimiento definitivo para Alemán y compañía porque los cobijaba la inmunidad por ser diputados, sin que se investigaran los hechos.

El perjuicio al Estado en el caso del Narcojet es de 177 mil 630 córdobas, por supuesta exoneración de impuestos y en el caso de Las Vaquillas, el perjuicio es de aproximadamente 80 mil dólares por las ventas de animales y viáticos exagerados, entre otras supuestas anomalías.