•  |
  •  |
  • END

En un escueto comunicado sólo respaldado por una hasta ahora desconocida “relaciones públicas de Albanisa”, se desautorizan las declaraciones de su presidente, el venezolano Rafael Paniagua, brindadas el jueves a EL NUEVO DIARIO sobre la compra del Canal 8.

El comunicado de tres párrafos pretende ser una rectificación a END, pero en realidad se trata de una censura a Paniagua, quien textualmente reveló el jueves: “ES CIERTO QUE COMPRAMOS CANAL 8 Y QUÉ TIENE DE EXTRAÑO QUE APAREZCA ALBA TV…”

Paniagua tuvo además otras frases que lo colocaban a él, a su Presidente Chávez y a su país, como conquistando a Nicaragua y haciendo enormes esfuerzos para reconstruirla a su manera.

Las declaraciones del venezolano Rafael Paniagua, gerente general de ALBA de Nicaragua SA, Albanisa, afirmando que fue esa firma la que compró Canal 8, provocaron un enorme malestar, incluso en los círculos cercanos a la pareja presidencial, que las creyeron “inoportunas y ofensivas”, por la manera en que se refirió a la transacción y a una especie de Nicaragua en fideicomiso.

“Ese Paniagua a veces habla de más y habría que ver cómo se hace para controlar las cosas que dice”, informó una fuente que dijo uno de los más altos jerarcas del partido de gobierno indignado.

Paniagua, gerente general de la sociedad ALBA de Nicaragua S.A, Albanisa, declaró el jueves a END que fueron fondos de esa firma los que financiaron la compra de Canal 8. Albanisa es una sociedad en que el 51% del capital es de Venezuela y el 49% del Estado de Nicaragua, representado por Petronic, y por tanto al adquirir la estación televisiva, viola la Constitución, la Ley 200 y el Código de Comercio, que prohíben que extranjeros tengan más del 50 por ciento de las acciones de un medio de comunicación en su poder.

Proyecto de país

“La gente tiene su opinión, nosotros tenemos la nuestra y nosotros estamos haciendo nuestro trabajo, y lo único que puedo asegurarte es que el ALBA vino para quedarse, porque el proyecto nuestro, es un proyecto de país y construir un país no es poca cosa, sino un proyecto de nación y yo invito a la gente de Nicaragua a que nos acompañe en ese proceso”, dijo Paniagua, luego de confirmar que fueron ellos los que compraron la televisora.

El malestar provocado por lo dicho por Paniagua también se pudo sentir en declaraciones que brindó ayer vía telefónica a END el presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, Telcor, Orlando Castillo, quien puso en duda lo dicho por Paniagua.

Castillo afirmó que como titular del ente regulador de las telecomunicaciones, no ha intervenido en la negociación de las acciones de Televisora Nicaragüense, S.A., Telenica Canal 8.

Castillo: Telcor nada tuvo que ver

“Yo no he tenido nada que ver con eso, se trata de un asunto entre privados, en el que como (director del) ente regulador no tengo por qué intervenir, porque hasta donde entiendo, la razón social Telenica sigue siendo la misma, fueron acciones de los antiguos propietarios las que se vendieron y eso es de privados”, dijo con propiedad Castillo.

¿No le cree usted a Rafael Paniagua entonces?

“No es eso, lo que pasa es que eso es lo que dice el compañero venezolano y yo no puedo decir si lo que dice es así o no, no puedo agarrarle la boca, pero además estoy opinando de algo que no me corresponde, porque a como te repito, estuve al margen de ese asunto”, añadió.

Rothschuh: “Es clara violación de Ley 200”

Para el ex decano de la Facultad de Comunicación de la UCA y especialista en temas de las comunicaciones y telecomunicaciones, Guillermo Rothschuh, la afirmación de Paniagua se convierte en una confesión abierta de violación a la Ley 200, aunque aparezcan rectificándolo.

“El artículo 29 de la Ley 200 es claro sobre el porcentaje accionario que debe estar en manos de extranjeros cuando se trata de un medio de comunicación, hacerlo de otra manera es violar la ley”, dijo el también director del Observatorio de Medios.

Explicó que esa normativa se aplica como dispositivo de seguridad tomando en cuenta que los medios son una fuente de gran poder y sirven en la manera de ver y entender el mundo, sobre todo cuando se trata de medios audiovisuales en donde la televisión ejerce una gran hegemonía en la vida de las personas, para informarlas, educarles y entretenerlas.

“Esto tiene que ver con teorías como las de Humberto Eco que decía que antes para controlar a un país se debía tener un ejército y ahora basta con controlar las comunicaciones”, dijo el especialista.

Estamos en terreno de testaferros

El también ex catedrático de Comunicación Social, Alfonso Malespín, estimó que la negociación de Canal 8 con Albanisa es una transacción que debió cumplir obligatoriamente con los parámetros que exige la Ley 200.

“Aquí no está claro de quién es la licencia realmente, y es serio porque las licencias son intransferibles y siendo así Carlos Briceño si quería venderla, debió regresarla a Telcor y éste a su vez someterla a licitación pública para no violar la Ley de Contrataciones”, dijo.

“Si fuese una transacción referida a endoso de acciones, pues Telcor debería aclararlo Carlos Briceño que es el vendedor. Si fuese cierto que solo se hizo la venta de las acciones, pues entonces estaríamos enfrente de la figura de testaferros que son los que tienen ahora en sus manos la licencia, lo cual es grave”, añadió Malespín.

Rotshchuh estimó que el comportamiento de Telcor en cuanto al manejo de las licencias de frecuencias de radio y televisión es un debate que debe extenderse a nivel social, porque los medios son bienes que brindan servicios públicos a la población y que garantizan un verdadero ejercicio democrático.

Malespín sostuvo que la Asamblea Nacional debería de intervenir, porque los fondos Albanisa por la participación de Petronic son auditables y la Contraloría tiene que actuar, porque el 49 por ciento de las acciones son del Estado a través de Petronic.

“De no actuar los contralores, deberían de ser procesados por no cumplir con sus funciones”, concluyó.

El comunicado

Albanisa
(ALBA de Nicaragua S.A.)

Nota de Prensa
ALBA-01-2010

En relación con la noticia destacada en primera plana de un diario de circulación nacional, ALBANISA aclara al pueblo nicaragüense:

Que en los registros jurídicos y contables Albanisa (ALBA de Nicaragua S.A.) no existe ninguna operación de compra y venta del Canal 8.

Albanisa continuará ejecutando los proyectos sociales y productivos que le corresponden por definición, especialmente los de Generación Eléctrica y la Refinería El Supremo Sueño de Bolívar.

Managua, 29 de enero de 2010.

Relaciones Públicas
ALBA DE NICARAGUA S.A.
ALBANISA