elnuevodiario.com.ni
  •   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La búsqueda de estrategias para afrontar los alarmantes niveles de crímenes y para prevenir desastres naturales son dos temas prioritarios para el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en los próximos cinco meses.

Convencidos de que la delincuencia y el crimen organizado generan intranquilidad en la región, el tema de la seguridad fue propuesto por Panamá, país que por tener a su cargo la presidencia pro témpore del SICA, estableció la agenda para el período, declaró el secretario general del ente comunitario, Juan Daniel Alemán. "El tema de la seguridad es un tema que desborda las fronteras del istmo centroamericano con pandillas, narcotráfico, delincuencia juvenil y la circulación de armas pequeñas y ligeras", estimó Alemán.

Según el secretario del SICA, los países que lo integran debe estar abocados, con base en un tratado de "Seguridad Democrática", a la "prevención, combate y represión del delito, así como a la reinserción en el marco de una cultura de la legalidad".

Para atender las distintas manifestaciones que generan la inseguridad de los más de 40 millones de habitantes en Centroamérica, el SICA cree oportuno el establecimiento de un "observatorio centroamericano de delitos" para contar con herramientas suficientes que permitan tomar decisiones oportunas. Uno de los temas que más preocupa en la región es el de las pandillas o "maras", que se han involucrado con el crimen organizado y han adquirido armas de grueso calibre.

Entre 90.000 y 100.000 pandilleros en la región
En México y Centroamérica, principalmente en Guatemala, El Salvador y Honduras, operan entre 90.000 y 100.000 pandilleros, la mayoría jóvenes marginados, muchos de ellos deportados desde Estados Unidos, según estimaciones oficiales.

Un estudio elaborado por expertos del Consejo Nacional de Seguridad Pública salvadoreño determinó en 2008 que los costos económicos de la violencia en Centroamérica alcanzaron los 6.506 millones de dólares, equivalentes al 7,7% del PIB de la región.

En la prevención de los desastres, el segundo de los temas prioritarios de Centroamérica, se busca establecer un sistema de alerta temprana que permita afrontar los fenómenos naturales que, año tras año, cobran vidas y dejan millonarias pérdidas económicas.

Según Alemán, "anticiparse" a los desastres en una región considerada altamente vulnerable pasa por fortalecer un sistema de "alerta temprana" desde el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC). "Lo que tenemos que hacer es potenciar al CEPREDENAC en tecnología y en esas alertas tempranas a fin de que podamos tener más predictibilidad de los fenómenos naturales y de la posibilidad de ser más preventivos que curativos", enfatizó.

Con un poco más de 520.000 km2 y 40 millones de habitantes, Centroamérica está enclavada en el denominado "Cinturón de Fuego del Pacífico" por lo que está expuesta a constantes terremotos y a huracanes, estos últimos sobre todo en la región del mar Caribe.