•  |
  •  |
  • END

Ayer, en una sesión extraordinaria, el Concejo de Managua desinsaculó mediante una tómbola electrónica a 100 personas, las que conformarán los jurados de conciencia del Poder Judicial en el municipio capitalino.

Tal como lo manda la Ley, el primer domingo de febrero de cada año, el Concejo, dos miembros de la Corte Suprema de Justicia, un delegado de la Procuraduría General de Justicia y jueces, escogerán a los nuevos jurados de conciencia para el año en curso.

Previamente se había hecho la inscripción de los participantes del sorteo, los cuales son propuestos por los concejales de la comuna. No existe ningún tipo de restricción para que un ciudadano forme parte del jurado de conciencia de Managua.

“Una persona puede pertenecer a esta lista, siempre y cuando no tenga antecedentes delictivos, que sea gente correcta, porque en sus manos está la justicia de todo el municipio. También, el aspirante debe ser ciudadano que resida en el municipio de Managua, menor de 80 años, pero mayor de edad, hombre o mujer, dirección domiciliar y número telefónico”, explicó el concejal conservador Luciano García.

Eran unas tres mil personas inscritas las que participaron, pero de ellas sólo 100 fueron electas al azar ante el Concejo capitalino, el que aprueba o veta al seleccionado por la tómbola.

“Cada concejal propuso determinado número de personas, asimismo el Ministerio Público propone candidatos. Yo, por ejemplo, propuse a 15, de los que quedaron tres. Se veta a un seleccionado cuando no tiene completos los datos personales, como número telefónico o dirección exacta”.

“A mi criterio, sería un buen esfuerzo del Concejo --elegir jurados de conciencia-- si los jueces hicieran bien su trabajo, pero al final es el juez o la jueza quien decide sobre el futuro de una persona, influenciado por intereses políticos”, agregó García.