José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

Con la cuenta regresiva puesta en marcha para el traspaso de mando del Ejército de Nicaragua, el próximo 21 de febrero, avanza la organización del acto en que el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general Omar Halleslevens, pasará a la vida civil y entregará el cargo a su sucesor, mayor general Julio César Avilés Castillo.

A las seis de la tarde del domingo 21 de febrero, se celebrará el cuarto traspaso de mando en la historia de la institución que nació oficialmente en 1979.

El general Adolfo Zepeda, vocero del Ejército, informó que el evento se realizará en la Brigada de Infantería Mecanizada, en el costado oeste del cerro Motastepe, en Managua.

“Ya nos ha confirmado algunos invitados especiales, como China Taiwan, Estados Unidos y Dominicana. Están invitadas otras delegaciones y esperamos sus confirmaciones”, anunció el vocero castrense.

En este acto se realizará la toma de promesa que le hará el Presidente de la República, Daniel Ortega, al nuevo comandante en jefe, así el ascenso en grados militares que acreditará al actual Mayor General Julio César Avilés Castillo como General de Ejército.

El general Zepeda explicó que también se realizará el tradicional traspaso del bastón de mando, un emblema de madera que simboliza la autoridad de las Fuerzas Armadas en las manos de su comandante en jefe, quien lo tendrá durante los cinco años de gestión que establece el Código Militar.

Éste será el cuarto traspaso de mando, y Avilés Castillo el quinto comandante en jefe de las fuerzas armadas en sus 31 años de vida, asumiendo el cargo para el período 2010-2015.