elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El electorado de Costa Rica dio el domingo un espaldarazo a la inclusión política de la mujer al elegir como presidenta a Laura Chinchilla y transferir a ellas el control del 40% de la Asamblea Nacional, lo que pone al país como uno de los de mayor representación femenina.

Los resultados de los comicios del domingo, que todavía deben ser oficializados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), muestran un avance con respecto de las elecciones de 2006, cuando 22 mujeres llegaron al Congreso frente a 23 que lo hicieron en los recientes comicios.

Costa Rica es el séptimo país en el mundo -que comparte con Finlandia- con mayor representación de mujeres en sus Cámaras bajas o Congresos unicamerales, detrás de Ruanda (56,3%), Suecia (46,4%), Sudáfrica (44,5%), Cuba (43,2%), Islandia (42,9%) y Holanda (42%), según la Unión Interparlamentaria, organización internacional de legislativos. Y muy por delante de países como Estados Unidos, con el 15,3%, Francia (18,9%) o Japón (11,3), o de sus vecinos, como Nicaragua (20,7%), El Salvador (19%), Guatemala (12%) o Panamá (8,5%).

Presencia femenina en vida pública ha crecido
La presencia femenina en la vida pública costarricense ha ido creciendo en los últimos años gracias a una política que asegura la participación de la mujer. Aunque ya desde 1990 la legislación obligaba a los partidos políticos a incluir "mecanismos eficaces" para asegurar y promover la inclusión de las mujeres, así como en las instituciones, solo se estableció una cuota del 40% para los comicios del 1998.

Pero ante la libre interpretación de los partidos, el TSE volvió a apretarles las tuercas y ya en los comicios del 2002, 20 mujeres fueron electas diputadas, frente a los 11 de la legislatura anterior.

El nuevo Código Electoral, que no ha podido ser aplicado en su totalidad en estas elecciones, establece que todas las delegaciones, nóminas y demás órganos pares estarán integrados por un 50% de hombres y un 50% de mujeres y en aquellos impares la diferencia entre unos y otros no podrá ser superior a uno.

Iguales posibilidades
El Código obliga a los partidos a presentar listas trenzadas, es decir, si la lista la encabeza un hombre o una mujer, los siguientes serán una mujer o un hombre, para que todos tengan las mismas posibilidades, explica la socióloga Silvia Lara. "No hay ninguna manera de alcanzar eso (la paridad) si no es a través de mecanismos legales", concluye Lara.

Algunas formaciones políticas, como el Partido de Acción Ciudadana (PAC) ya aplicó esta fórmula en los comicios del domingo, lo que ha dado como resultado que hayan sido elegidos 6 diputadas y 6 diputados, según un recuento del diario La Nación.

El partido de Laura Chinchilla, la primera presidenta que tendrá Costa Rica, Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata), tendrá casi un 48% de representación femenina, mientras que el Movimiento Liberatario (ML,derecha) la tercera fuerza, contará con el 45%, según el diario. "Ser mujer en la política no es lo mismo que hace 20 años. El país ha avanzado muchísimo", explica el sociólogo Carlos Sojo.