Lésber Quintero
  •   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El granadino de nacionalidad norteamericana, Miguel Ángel Argüello Selva, se quejó mediante una misiva dirigida a la Intendente de la Propiedad, Yara Pérez, y al Procurador General de la República, Hernán Estrada, de ser víctima de “un acto confiscatorio prohibido y sancionado por nuestra Constitución tal a como lo prescribe el artículo 44”, por las tierras que el gobierno otorgó a “Bigote” y su grupo.

Argüello Selva, quien se identificó con pasaporte norteamericano número 046405781, entregó la carta en señal de protesta y afectado en las oficinas centrales de la Intendencia de la Propiedad, a las 11:50 de la mañana del nueve de febrero, según consta el sello de recibido y a las 12: 20 del medio de ese mismo día lo recibió la PGR.

En la carta se detalla que el Estado de Nicaragua está emitiendo títulos sobre una propiedad de Argüello Selva, ubicada en el municipio de Tola, y que con ello están “creando una incertidumbre e inestabilidad que no abona al Estado de Derecho, pues no puede ser posible que situaciones de hecho estén violentado el derecho a la propiedad privada”.

La propiedad privada que según la carta está siendo distribuida por el Estado, es la finca Güiscoyol, y se encuentra inscrita en el Registro Público de Rivas, con número registral 27, 593, tomo 283, folio 10-12 asiento tres.

“No puede emitir títulos de propiedad ajena”

“No puede ser posible que el Estado, a través de su dependencia (Intendencia de la Propiedad) esté emitiendo títulos sobre una propiedad que no le pertenece, además de que el Estado ya no tiene propiedad alguna en dicho sector, y mucho menos que se desmembren del inmueble de mi propiedad, por lo que toda desmembración efectuada constituye un acto confiscatorio”, señala el afectado.

Y, efectivamente, la intendente de la Propiedad, Yara Pérez, emitió el dos de diciembre de 2009 una constancia con numeración 029079, en la que claramente detalla que están en proceso de titulación de la finca Güiscoyol, para beneficiar a un grupo de 48 ex miembros del Ejército, que dirige “Bigote”, como se conoce a José Tomás Borge Espinoza, quien se mantiene en el sector de Playa Amarillo, en busca de 407 manzanas.

Argüello Selva, a la vez, le recuerda a la Intendente en la carta, que su finca se origina de la finca matriz número 4,376, que está inscrita en el Registro Público de Rivas, en el tomo 285 folio 290, y que ésta ya se encuentra agotada y cancelada, a consecuencia de las anteriores desmembraciones, por lo que “el Estado no puede estar desmembrado lote alguno de la finca 4,376”.

En el último párrafo se detalla que toda desmembración y falsas expectativas a favor de terceras personas, se hagan sobre el bien inmueble antes referido (finca número 27, 593), “además de ser nulos y sin ningún valor legal, son censurables”.