•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La venezolana Karen Vanegas y la nicaragüense Irena Peralta, acusadas de encubridoras de estafa agravada en la empresa Marca Móvil, han recuperado su libertad y están eximidas de todo proceso judicial luego de que el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, resolviera la clausura anticipada del juicio.

La clausura anticipada de juicio fue solicitada por las defensas de las imputadas, y el Ministerio Público se allanó a la petición de acuerdo a lo establecido en el Artículo 305 del Código Procesal Penal, que otorga la posibilidad de apelar a este recurso en cualquier momento.

La Fiscalía señaló además que todas las pruebas evacuadas (testimoniales) acusaban a Aura Montalván, quien recibía el dinero y firmaba los contratos a las víctimas, y no a Vanegas y Peralta. No obstante, Rothschuh trató de continuar el juicio porque alegaba que se tenían que pasar todas las pruebas encontradas. 

El fiscal Alejandro López advirtió que la investigación aún no está cerrada y espera que las autoridades judiciales detengan al mexicano Jorge Tirado. Asimismo, señaló que no descarta nuevas acusaciones.