elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSE  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una "casa-bodega" en la que se almacenaba casi una tonelada de cocaína fue descubierta hoy en Costa Rica por la Policía, que detuvo en el lugar a dos mexicanos presuntos miembros del Cártel de Juárez, banda que se ignoraba que operaba en este país, informaron las autoridades.

Agentes antidrogas y de la Unidad Especial de Intervención (cuerpo de élite de la Policía) allanaron durante la madrugada una propiedad situada en un camino rural en Cuatro Cruces de Esparza, cerca del puerto pacífico de Puntarenas, unos 135 km al noroeste de San José.

A las autoridades no les sorprendió la enorme cantidad de droga, puesto que en 2007 hubo un decomiso de tres toneladas de cocaína, sino la presencia de miembros del Cártel de Juárez, banda que nunca había sido detectada operando en Costa Rica, indicó el Ministerio de Seguridad Pública.

"Lo que más llama la atención es que aparezca el Cartel de Juárez", manifestó el portavoz del Ministerio, Ricardo González, quien indicó que hasta el momento han sido contados 969 kilos de cocaína en el lugar. "Se tenían informes de la participación del Cártel de Sinaloa en actividades relacionadas con el transporte, bodegaje y envío de droga (desde Costa Rica) hacia México y los Estados Unidos, pero nunca se había hablado del Cártel de Juárez", indicó el ministerio en un comunicado.

Además, "se procedió a la detención de dos mexicanos, de apellidos García Padilla, de 33 años, y Arroyo Lavariega, de 43 años, sorprendidos en el inmueble por las autoridades costarricenses", agregó. El portavoz del Ministerio señaló que Arroyo tenía una credencial de corresponsal de un periódico mexicano, aunque no ha sido confirmada su autenticidad.