•   COSTA RICA  |
  •  |
  •  |
  • END

Uno de los tres vehículos de lujo de la embajada de Nicaragua en Costa Rica, que son objeto de investigación por el presunto ilícito de mal uso y destino de las exoneraciones diplomáticas, era utilizado por dos hijos del presidente Daniel Ortega (Maurice y Laureano), según información del diario La Nación.

El Porsche 911 Carrera es el vehículo que utilizan los hijos de Ortega para movilizarse en el vecino país, donde registraron como lugar de residencia una casa de Santa Ana que está a nombre de Roberto Rivas, Presidente del Consejo Supremo Electoral.

“Se ha recibido información del área de inteligencia que indica que el vehículo Porsche, placa CD-23-110, es conducido por Maurice y por Laureano Ortega Murillo”, señaló el Ministerio de Hacienda, en un documento que le fue notificado al embajador el 15 de enero y que fue producto de la investigaciones de la Policía de Control Fiscal.

“Que lo demuestren”

Sobre ese hecho, el embajador de Nicaragua en Costa Rica, Harold Rivas Reyes, pidió al rotativo tico que demuestren lo que dicen, porque “eso no ha ocurrido ni ocurrirá”.

El Ministerio de Hacienda de Costa Rica informó que Rivas Reyes no hizo uso de los recursos de revocatoria y apelación, en el primer período que se estableció para que presentara su defensa por el presunto ilícito de mal uso y destino de las exoneraciones diplomáticas de tres vehículos de lujo. Sin embargo, fue citado para que comparezca el tres de marzo
Hay que recordar que en misivas enviadas por el diplomático a la Cancillería tica en diciembre pasado, se quejó de una campaña de persecución, y que las publicaciones atentaban con la privacidad de los hijos del mandatario nicaragüense, sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores le aclaró que ninguno de ellos están reportados ante esa entidad, ni los hijos de su hermano, Roberto Rivas, Presidente del Consejo Supremo Electoral.

Vehículos no pueden salir del país

Por dicho vehículo (Porsche), a nombre del embajador, no se pagó unos 50 mil dólares en impuestos, y el total evadido suma un poco más de 129 mil dólares, según el Ministerio de Hacienda.

Desde diciembre pasado, Rivas Reyes fue notificado de una investigación, y le fueron retiradas las placas de un Mercedes Benz S 500, un BMW M3 y el Porsche, los cuales no pueden salir del país.

Los implicados (Rivas Reyes y Guillermo José Matus Cortés, tercer secretario de la sede diplomática), ni siquiera se molestaron en presentarse para revisar el expediente del caso, el cual se encuentra en custodia en el Departamento de Fiscalización, y está abierto a los investigados.

Mala señal de Harold Rivas

“Si una persona está siendo imputada y no hace uso de los recursos iniciales que establece la ley en un proceso, está dando una señal de aceptación de lo que se le señala. No se está defendiendo, y lo que da es la impresión de que quiere ganar tiempo para ver si se resuelve por otras vías”, estimó un funcionario de Hacienda, que no quiso que publicáramos su nombre.

Por otra parte, es un hecho que las custodias policiales en las residencias de los embajadores y consulados de Nicaragua y Costa Rica, fueron retiradas tras existir confirmación oficial de parte de la Cancillería costarricense, pero llama la atención que los jefes de las sedes diplomáticos niegan tales acciones.

También se conoció de la retención (desde hace varias semanas), del vehículo de la cónsul general, Leticia Herrera, placa ME-1026, propiedad del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, porque éste se habría introducido de forma irregular, debido a que la funcionaria no cuenta con todos los privilegios diplomáticos por gozar de doble nacionalidad (nació en Costa Rica).

Las autoridades fiscales determinaron que el carro ingresó desde el 16 de mayo del 2007, y que presuntamente recibió de manera irregular 8 de 14 permisos de importación que tiene a la fecha.

En un informe elaborado el 28 de enero por Karla Morales, investigadora de la Policía Fiscal, se alertó sobre la posibilidad de que funcionarios de la Aduana de Peñas Blancas hayan cometido “irregularidades” al otorgar estas autorizaciones.

“Sin ningún control otorgaron permisos de importación temporal para un mismo vehículo, en un mismo momento y de forma casi continua durante casi tres años, a favor de la misma señora y en diferentes condiciones”, señala el documento.

Al respecto, el embajador Rivas reconoció a La Nación el decomiso, y justificó que por “un olvido se omitió poner su nombre (el del chofer) en el permiso”. Asimismo, negó que por esa causa el Gobierno de Nicaragua haya retirado custodia policial a la embajada y consulado en Managua.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni