•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fátima Hernández, la trabajadora de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), que acusa a un ex compañero de labores de haberla violado, realizaba esta mañana un plantón en las inmediaciones de Metrocentro en demanda de justicia "sin intervenciones superiores".

La afectada, acompañada de la Red de Mujeres contra la Violencia, llevaba en su manos todas las pruebas reflejadas en el expediente y que acusan a Farinton Reyes Larios como el autor del delito.

Entre las pruebas expuestas están el dictamen de salud mental emitido por el Hospital Roberto Huembes, donde la joven de 22 años estuvo internada durante 43 días tras lo ocurrido en julio del año pasado. Asimismo, la prueba de ADN, cuyo análisis demuestra que el 99% del esperma encontrado en la vagina de la víctima es de Reyes Larios.

Hernández, quien ha tocado las puertas de diferentes instituciones públicas para exponer su caso, ha denunciado tráfico de influencia de parte de las autoridades de Gobernación a favor de su presunto agresor, así como la parcialidad del juez José Luis Araica, quien en la audiencia inicial del caso dejó en libertad al señalado.