•  |
  •  |
  • END

El rechazo hacia los llamados magistrados del actual Consejo Supremo Electoral, CSE, es cada vez más evidente. En esta ocasión le tocó a los directivos del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, demandar al gobernante Daniel Ortega, cambiar a los integrantes de ese Poder del Estado, quienes han sido criticados nacional e internacionalmente por un sinnúmero de anomalías, la principal de ellas, el oscuro manejo de los comicios municipales de 2008.

De acuerdo con Ernesto Porta, presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, la demanda del empresariado nacional es simplemente un requerimiento que más de una vez le han manifestado al mandatario Ortega, con el objetivo de que se recupere en Nicaragua la credibilidad electoral.

“La solicitud de cambiar a los actuales magistrados del Consejo Supremo Electoral, responde a que Nicaragua merece que en el próximo período electoral, todo esté supervisado por jueces limpios”, detalló el representante de Caconic.

Porta indicó a EL NUEVO DIARIO que los empresarios agremiados en el Cosep, esperan que se dé un proceso de elección para nombrar las nuevas autoridades del CSE, donde la mayoría de la población esté de acuerdo con los funcionarios electos y tenga confianza en sus actuaciones.

La observación

Con relación a la observación en los comicios de 2011, Porta señaló que están a la espera de que Ortega acepte la presencia de observadores nacionales e internacionales, para asegurar un proceso lo más transparente posible. Tanto la demanda del cambio de magistrados del CSE por “jueces limpios”, así como permitir la observación nicaragüense y extranjera, forman parte de la Agenda Cosep 2010, que dicho organismo estará impulsando a lo largo de este año.

La noche del viernes, en reunión presidencial con los representantes del empresariado nicaragüense, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, le expresó al mandatario la necesidad de un cambio en el CSE.

Se van todos

“Aquí ante el presidente hemos manifestado la posición que tiene el sector privado en relación al cambio del árbitro que es necesario en el Consejo Supremo Electoral”, dijo Aguerri al referirse a los funcionarios cuyos períodos están a punto de culminar.

El día de hoy se les vence el período de sus cargos de magistrados del CSE a Emmet Lang y Luis Benavides. A los demás se les vence en junio de este año, de ahí la necesidad de proponer nuevos funcionarios a ocupar los puestos vacantes.

Sin embargo, el partido de gobierno aspira a la reelección de casi todos los magistrados electorales, principalmente del presidente magistrado Roberto Rivas Reyes, de acuerdo con la propuesta del mismo Ortega quien al perecer pone por delante el control y dominio de los procesos electorales, por encima de la gobernabilidad, la cooperación externa y la paz social.

Es una demanda nacional

Por su parte, otros sectores de la sociedad civil han pedido que la Asamblea Nacional nombre a nuevos jueces idóneos, honestos, imparciales y comprometidos con la democracia.

Otra sección de la empresa privada mostró a través de un comunicado de prensa, su total desacuerdo ante la presencia de árboles navideños en varias rotondas del país, además de rótulos con megalomanía y culto a la personalidad por un lado y otros con mensajes procaces.

Durante la elección del Consejo Directivo 2010-2011 de la Cámara de Industria de Nicaragua, Cadin, la vicepresidente saliente de dicho gremio, María Auxiliadora Cárdenas, propuso a la Asamblea General Ordinaria Anual de los Socios, compuesta por los representantes de 50 empresas asociadas a la misma, la moción que establecía solicitar a las instancias gubernamentales correspondientes, el retiro de los árboles navideños y rótulos por considerar que éstos no contribuyen con la imagen de crecimiento del país.

Esta moción fue aprobada por la Asamblea de Cadin, por lo que se espera que en los próximos días emitan la solicitud al gobernante Ortega.

De igual forma, se tomó la decisión de intervenir en los casos de algunas empresas agremiadas a Cadin, que hasta el momento se encuentran en litigio, tales como Laboratorios Solka y Elquinsa, con el fin de resolver los problemas y continuar con el funcionamiento de las mismas.