•  |
  •  |
  • END

Cuando el semáforo cambia de rojo a verde, ella tiene que mantenerse quieta mientras los vehículos pasan por los dos carriles a alta velocidad. Durante el año, Carla Téllez, de 26 años, vende lanillas y franelas en la calle, pero desde hace unos días ofrece rosas artificiales con osito de porcelana y tarjetas de amor.

"Junto al Día de la Madre, el 14 de febrero es la fecha más importante del año. Los años pasados gane 700 córdobas", dijo la madre de dos hijos. En un día ordinario, gana solamente 200 ó 300 córdobas.

Pero los enamorados no parecían tener prisa este sábado (ayer) en la mañana: “Todavía no he tenido suerte. Hoy casi no vendí nada”, se ríe la muchacha. “Estoy aprovechando todo el sábado y también mañana (hoy)”, adelanta.

Un taxista y su cliente confirman su esperanza. “Todavía hay tiempo. Mañana (hoy domingo) voy a comprar una rosa para mi madre y para mi amor”, y el cliente asiente con la cabeza.

“Nadie se pelea en un 14 de febrero”

En otro sitio de Managua, en un centro comercial, unas personas están recorriendo tiendas en busca de un regalito especial para el Día del Amor y la Amistad. Jorge Muñoz anda con su hermana. El joven de 19 años está buscando un bolso para su novia, algo diferente que le llame la atención. “Cyntia se llama y hoy pienso invitarla a una cena, para que se sienta bien atendida”, dijo Muñoz.

“Creo mucho en el amor, sobre todo desde cuando la conocí a ella”, agrega. Se enamoró de Cyntia en noviembre pasado. “Todos los días son bonitos para declarar nuestro amor, pero en un día como mañana (hoy) uno lo puede compartir y expresar más aún. Sobre todo porque todo el mundo anda en eso. El ambiente es ideal. Nadie anda buscando pelearse en un 14 de febrero”, explica.

Unos cuantos años más juntos lleva la pareja compuesta por Teresa Centeno, de 55 años, y Marcial Gutiérrez, de 78. Ambos buscaban el obsequio para la ocasión. Hace 22 años que están casados. Ellos todavía celebran San Valentín, aunque ahora más en el sentido de la amistad, como dijo Centeno. “El amor se cultiva con los años. Comienza con la atracción, después nace el amor con la relación diaria de la pareja y eso perdura a través el tiempo, dependiendo cómo uno lo cultive. Es como las plantas: si usted no las riega diario entonces se marchitan.”

Queridos “baby doll”
Ellos pasan por una tienda de ropa interior. Pero como el joven Muñoz, ellos no entran. Sin embargo, la jefa de la tienda, Cristina Liu, confirma que vendió más está semana. “Sobre todo con la venta de baby doll románticas, eso aumentó la venta, quizás el triple o el doble”, asegura.

Pero uno de los regalos más comunes entre los enamorados todavía es una flor. Sobre todo una rosa roja, explicó Aarón Osejo, propietario de una floristería de la capital.

“Para el 14 de febrero la demanda aumenta bastante. Si comparamos con una venta diaria hay una gran diferencia”, dice. Todavía no puede decir cuánto exactamente, pero como ejemplo, menciona que normalmente en la floristería trabaja con 10 personas y para estos días ha requerido duplicar el personal. “Hoy venderemos hasta que se agoten las rosas”, anuncia.

La mayoría son varones que vienen para comprar un ramo de rosas u otro detalle para su amada. “Es la ley natural”, comentó Osejo, aunque admite que él no va a regalarle una flor a su esposa. “Es que ella trabaja aquí”, dice sonriendo maliciosamente. “Tendré que pensar en otra cosa”, añadió. “Ahora he estado ocupado, no con mi amor, con el amor de los demás sí“, agrega sonriendo al momento de entregarle a un cliente un ramo de 12 rosas rojas.