•   GUATEMALA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller ruso, Serguei Lavrov, cumplió hoy una visita a Guatemala, penúltima escala de su gira latinoamericana, para promover la cooperación e inaugurar un centro cultural ruso, en un acercamiento entre dos países que tuvieron escasos contactos durante la Guerra Fría. El jefe de la diplomacia rusa también firmó un convenio sobre acciones contra el narcotráfico y giró una invitación al presidente Álvaro Colom y a su homólogo Haroldo Rodas para que visiten Moscú, la cual se concretará en marzo.

"El convenio busca ampliar la cooperación, el intercambio de información, capacitación nuestros elementos (antidrogas) y suministros" como armamento, dijo en rueda de prensa Lavrov, quien suscribió el acuerdo con Rodas. Este convenio es el único firmado por el canciller ruso Guatemala, donde sostuvo entrevistas separadas con Colom y el titular del Congreso, Roberto Alejos, con quienes habló sobre temas políticos y económicos.

Lavrov comentó que uno de los objetivos de su visita es impulsar "las relaciones comerciales entre los dos países para que puedan llegar al potencial" de cada nación, pues el intercambio ahora bordea los 40 millones de dólares al año. La balanza comercial el año pasado favoreció a la potencia, toda vez que exportó a Guatemala productos por 35,5 millones de dólares y solo importó 5,6 millones de dólares, según el Banco de Guatemala (central).

Asimismo, expresó que el Kremlin también busca promover la cultura y la educación y que buscarán los mecanismos para otorgar becas a guatemaltecos para ir a estudiar a universidades rusas. También anunció que a pedido de Colom, el gobierno ruso prestará a exhibición una pintura del mexicano Diego Rivera llamada 'La gloriosa victoria', una obra "que tiene que ver con la historia guatemalteca".

El canciller mencionó que espera que en un futuro cercano se pueda alcanzar un acuerdo para suprimir las visas entre los dos países. Lavrov también tenía previsto visitar el único monasterio ortodoxo que existe en Guatemala, ubicado unos 25 km al sur de la capital, e inaugurar la 'Casa Rusa', un centro que promoverá la cultura y la lengua rusas en Guatemala.

El canciller recibió hoy las llaves de la capital y fue declarado ciudadano de honor de Ciudad de Guatemala por parte del alcalde y ex presidente Álvaro Arzú (1996-2000).

Entre tanto, el canciller guatemalteco calificó la visita de su homólogo ruso como el principio de "nuevas relaciones" entre los dos países, toda vez que se convierte en el primer jefe de la diplomacia en visitar esta nación. Guatemala y Moscú habían mantenido una relación distante durante la guerra fría, cuando la nación centroamericana era gobernada por gobierno militares de derecha, alineados con Washington.

El jefe de la diplomacia rusa, que llegó ayer a Guatemala, viajará esta noche hacia México, última escala de su periplo latinoamericano, que lo llevó primero a Cuba y luego a Nicaragua.

Los acercamientos entre ambos países se intensificaron luego de que en 2007 el entonces presidente ruso Vladimir Putin visitara Guatemala para asistir a la asamblea del Comité Olímpico Internacional, que eligió a la ciudad rusa de Sochi como sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014.