•  |
  •  |
  • END

El paro de labores que tuvo lugar la semana pasada en la sucursal Portezuelo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, se debe a la pérdida de más de un millón de córdobas que hasta ahora no aparecen.

El secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, Roberto González, anunció que pedirá la intervención de la Contraloría General de la República, CGR, para que investigue este caso y encuentre a los responsables.

La reacción González obedece a que las máximas autoridades de Enacal están tratando de inculpar a varios dirigentes sindicales, de los cuales dos ya fueron despedidos mediante una resolución del Ministerio del Trabajo, Mitrab.

Corridos

González indicó que hubo un juicio oral y no se encontró que los sindicalistas tuvieran conexión con la pérdida del dinero, ocurrida hace más de año y medio.

No obstante, una reciente y “sospechosa” resolución del Mitrab, ordenó la cancelación de contrato de Débora Rojas y de Alex Baltodano.

“Hemos dejado claro que no avalamos, no respaldamos ningún acto de corrupción venga de donde venga, ni del tamaño que sea. No permitiremos que exista una violación a los derechos de los trabajadores, que se les imputen acusaciones y que después arbitrariamente los despidan”, indicó el dirigente sindical.

Alto rango

Para el secretario general de la CST, las autoridades de Enacal tratan de proteger a los verdaderos culpables, y aunque no dijo nombres, señaló que todo indica que son de “alto rango”.

Indicó que además de no encontrarse pruebas que involucren a los trabajadores, su despido fue ilegal, porque también existe una auditoría interna que nunca fue concluida.

Por este motivo, demandó el reintegro inmediato de los sindicalistas cesanteados, para quienes pidió que la administración de la empresa les pague el salario de este mes.

“Quizá se pueden perder 20 mil pesos, pero no un millón de córdobas. Hay unas personas que están siendo protegidas, simple y sencillamente quieren ocultar nombres de otros funcionarios de mayor nivel que están involucrados”, indicó el dirigente sindical Félix Medina, de la Federación Alba Solidaria, Sindicato “Carlos Fonseca Amador”.

Tensión

Ambos sindicalistas llamaron a la presidenta ejecutiva de Enacal, Ruth Herrera, a que deje su característico estilo de confrontación y persecución que le caracteriza, y que colabore con la investigación sin brindarles protección a supuestos colaboradores cercanos.

Desde la semana pasada, en la sucursal Portezuelo se vive un ambiente tenso. Hay que recordar que los trabajadores suspendieron sus labores en protesta por el accionar del gerente general, Humberto Cornejo, a quien señalan de querer descabezar los sindicatos y de maltratar al personal.