Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

A pesar de los grandes problemas e irregularidades que se han detectado en el manejo del programa gubernamental “Hambre Cero”, los contralores colegiados aprobaron una vez más una contratación directa para ese fin, esta vez por 29 millones 621 mil córdobas, con los cuales la suma que se le ha autorizado al proyecto para manejarse discrecionalmente, entre enero de 2007 y febrero del presente año, supera los 671 millones de córdobas.

La decisión de los colegiados fue tomada de manera unánime en la sesión No. 669 del pasado 4 de febrero, a petición del ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, informó una fuente oficial Contraloría General de la República, CGR.

La exclusión se aprobó por recomendación de José de Jesús Brenes, Director General Jurídico de la CGR, a los colegiados, luego de analizar el Informe Ejecutivo No. 019, denominado “Solicitud de Exclusión de Procedimientos Ordinarios de Contratación”, suscrita por el Ariel Bucardo Rocha, Ministro Agropecuario y Forestal, para la adquisición de los bienes y servicios que componen el Bono Productivo Alimentario, BPA.

Los colegiados aprobaron la petición de Bucardo, debido a que la carta por medio de la cual exponía sus razones tenía como fecha de vencimiento el 09 de febrero de 2010, y de no haberlo hecho, operaba el silencio administrativo, que, en términos reales, se traduce en el mismo aprobado que dieron los contralores.

“Se aprueba por unanimidad de votos, recomendación que hace la Dirección General Jurídica, que señala: Autorizar la solicitud presentada por el Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor), para contratar directamente la adquisición de los bienes y servicios descritos en la carta de solicitud y documentos anexos que componen el BPA, hasta por un monto de C$29,621,000.00, los que serán financiados con fondos provenientes del Tesoro/Alivio Banco Mundial/Alivio FIDA”, dice la resolución.

¿Se cumplirá con esto?

Para ello, el Magfor deberá solicitar al menos tres cotizaciones y elegir la oferta que más convenga a los intereses de la Institución. Hasta agosto del año pasado, el BPA había recibido aprobados de la CGR para contratar directamente por medio del Magfor o por medio del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, Inifom, un total de 642 millones de córdobas.

Esto a pesar de que los mismos contralores han afirmado que tienen información que demuestra un desorden absoluto en las cuentas del programa “Hambre Cero”, por el cual en febrero del año pasado aprobaron una auditoría para determinar su manejo.

Auditoría reveladora

Los colegiados reconocieron que en 2007, durante una auditoría financiera de cumplimiento en el Magfor, se encontraron con 136 millones 600 mil córdobas del Hambre Cero, manejados sin soporte ni justificación.

El Magfor repitió el año pasado, luego de que una nueva auditoría financiera y de cumplimiento  arrojara datos que confirman inconsistencias y malos manejos en 46.6 millones de córdobas.

De esa suma, 939 mil 472 córdobas en pagos a Vigilancia Epidemiológica de Salud Animal, que fueron registrados dos veces; Comprobantes Únicos Contables, que suman 45 millones 695 mil córdobas, que carecen de documentos soportes, y 61 mil 402 córdobas, de un saldo pendiente de amortizar por parte de un contratista que dejó una obra a “medio palo”.

Las denuncias de irregularidades y la intervención de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, que reclamaban por lo flacas que estaban las vacas que les eran repartidas a los beneficiarios, provocaron la renuncia del director Gustavo Moreno, en febrero del año pasado, un poco antes de que la Contraloría iniciara la auditoría.