•  |
  •  |
  • END

En estado delicado ingresó ayer al Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”, de Managua, el cónsul de Nicaragua en Miami, Luis Martínez, sin que se conozca hasta el momento el tipo de dolencia que obligó a dejarlo en una cama en el prestigiado nosocomio.

Martínez era llevado por familiares en silla de ruedas, y cuando fueron inquiridos sobre el mal que aqueja al diplomático, prefirieron callar alegando que el caso era de emergencia y por lo tanto ameritaba una atención rápida.