•  |
  •  |
  • END

Un Jurado de Conciencia declaró ayer no culpable a María Liseth Gutiérrez, una de las acusadas por hurto agravado y uso falso de documentos en perjuicio de Alba de Nicaragua S.A., Albanisa.

El mismo jurado declaró culpable a Henry Rodríguez, contador de la empresa, quien también estaba acusado junto a Gutiérrez y a Leyla González. Esta última era jefa del área de contabilidad y se encuentra prófuga de la justicia.

Ayer mismo, el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, procedió al debate de la pena, donde el Ministerio Público solicitó cuatro años de cárcel para Rodríguez, y la defensa pidió la pena mínima, pues no tiene antecedentes penales. Además, solicitó dar trámite a la suspensión de la pena para su defendido.

La sentencia será leída por el judicial el viernes próximo a las 11 de la mañana.

Hechos

Los hechos sucedieron desde el 22 de octubre de 2008, cuando el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, efectuó un Convenio Marco con Albanisa para el asesoramiento técnico de los diferentes proyectos de esa firma, entre ellas la refinería, las plantas de generación y Alba-eólica.

El 19 de octubre de 2009, Leyla González ordenó al área de Contabilidad que elaboraran un cheque por 256 mil 700 córdobas, para lo que usó como soporte falso el pago de incentivos y gastos de personal.

González se presentó a la caja y le encargó a María Liseth Gutiérrez que consiguiera las firmas libradoras, es decir, la de Francisco López, el vicepresidente de la sociedad, y la de Rafael Paniagua, el Gerente General y representante directo de Venezuela.

El mismo 19 de octubre, Leyla González ordenó al área de Contabilidad la elaboración de un segundo cheque, esta vez por 55 mil dólares, poniendo como soporte el mismo concepto y siguiendo la misma operación, con los mismos personajes. De esta manera, el perjuicio total a Albanisa fue de un millón 411 mil 700 córdobas.