•  |
  •  |
  • END

Contrario a lo que reclaman organizaciones de defensa de consumidores, el gobierno sostiene que en sus inspecciones realizadas a diferentes centros de comercio, cuando han encontrado algún tipo de productos vencidos los retiran, según destacó Freddy Rodríguez Romero, Director de Defensa del Consumidor del Mific.

El funcionario informó que “en el último período hemos verificado más de 5 mil productos, a los que hemos venido dando seguimiento”. No obstante, reconoce que “la cantidad de productos que retiramos es menor del cuatro por ciento, ya con sus fechas de vencimientos cumplidas”.

De esta forma resulta que, por lo menos, 200 productos vencidos han sido retirados del mercado en lo que va de este año, indicó Rodríguez Romero.

Un buena parte de los mismos fueron encontrados fuera de Managua, señaló el funcionario del Mific, quien explica que esa dirección cuenta con 22 supervisores para realizar visitas a mercados, supermercados, pulperías y distribuidoras en todo el país, “por lo que hemos dispuesto en años anteriores cubrir el resto de departamentos”.

Agrega que diariamente hacen visitas a los diferentes expendios comerciales, con la finalidad verificar si los productos que se distribuyen tienen las etiquetas correctas y si no están, vencidos tal como establece la Norma Técnica Obligatoria Nicaragüense de Etiquetas.

Esta etiqueta debe contener, entre otros datos, la fecha de vencimiento, la fecha de caducidad, consumir preferentemente antes de, o cualquier otra información relacionada con la garantía del producto, según la Norma Técnica.

En este sentido, Rodríguez alerta a la población a revisar las etiquetas de los productos, para detectar cuándo es que se vence.

Por otro lado, informó que han retirado algunos productos, como sazonadores, por no llenar los requisitos de seguridad para el consumo humano, aunque afirma que el problema de la calidad de los productos no es competencia de la Dirección de Defensa de los Consumidores.

Un botón de muestra

A la dirección de Defensa del Consumidor se presentó Róger Francisco Alemán Talavera, a exponer el problema que tiene con un cargador de batería de celular que compró hace seis meses, exactamente, según la fecha de su recibo, el 31 de agosto de 2009.

Alemán expresó que en esa fecha compró su celular, por un costo de 4,305 córdobas con 39 centavos, el cual viene con su cargador AC-4U. Desde el principio notó que cuando ponía a cargar el celular hacía un ruido extraño. Además, la batería se descargaba rápido, afirma.

Sin embargo, no fue sino hasta que EL NUEVO DIARIO publicó en enero de este año, con el título “Reemplazo de cargador Nokia es chamarrazo” --que plantea los problemas que están dando estos cargadores--, que expuso su problema a la empresa que le vendió el aparato, y allí no le dan respuesta, ya que alegan que el período de garantía ha caducado.

El afectado sostiene que la empresa también alega que ese no es un problema de ellos, sino de la empresa Nokia, una transnacional que fabrica aparatos de telefonía móvil. “Eso es ilógico, ya que yo le compré el aparato a esa empresa, yo no sé quién es Nokia ni si tiene un representante en Nicaragua”.

Sobre este caso, el director de Defensa del Consumidor no dio ninguna explicación, ya que desconoce el caso planteado por Alemán.