•  |
  •  |
  • END

La juez Sexto Penal de Juicio, Ingrid Lazo, dictó ayer prisión preventiva para Farinton Reyes Larios, acusado de Violación Agravada contra Fátima Hernández, ex compañera de trabajo en Migración y Extranjería.

La medida cautelar fue interpuesta durante una audiencia especial, donde la Fiscalía promovió un incidente de nulidad absoluto, porque el juez suplente José Luis Araica, quien había realizado las primeras audiencias, había asumido la judicatura mediante un procedimiento anómalo y así lo reconoció la Corte Suprema de Justicia.

Después de haber escuchado a las partes, la judicial resolvió ha lugar al incidente de nulidad presentado por el Ministerio Público, y mandó el expediente nuevamente a la Oficina de Recepción y Distribución de Causas (Ordice) para ser sorteado nuevamente.

En cuanto a la aplicación de las medidas cautelares, la doctora Lazo argumentó que se trata de una violación agravada, y por las características del delito la pena a imponer es grave y no cabe ninguna otra medida que la prisión preventiva.

Madre entra en crisis

La madre del imputado, al escuchar la decisión de la judicial, entró en crisis nerviosa y la tuvieron que sacar del local entre varios familiares. Mientras tanto, en las afueras del Complejo Judicial Nejapa, mujeres de la Red de Mujeres Contra la Violencia y familiares de la víctima exhibían pancartas alusivas a no dejar en la impunidad los abusos sexuales contra las mujeres.

Sobre las recientes actuaciones judiciales, Fátima Hernández, de 22 años, expresó que “eso fue lo que debió suceder desde el principio. Espero que todo el proceso sea mejor, y continuaré en mi lucha para que este delito no quede impune”.