•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Tras varias semanas de debate, la juez Local Penal de Chinandega, Claudia Noguera Roa, declaró la tarde del miércoles culpables por el delito de facilitación de evasión para la fuga de tres narcotraficantes guatemaltecos, al ex alcaide Ramiro Jáenz Castillo, ex Director del Sistema Penitenciario Regional de Occidente, y la ex primera alguacil Emilia Mairena Espinoza, ex jefa del control de reos del penal.

El fiscal auxiliar de Managua, Ernesto Hermida, quien llevó la acusación, aseguró que la judicial decidió un año de condena para los dos ex funcionarios, quienes según él deberán cumplir la condena en el Sistema Penitenciario de Occidente. Manifestó que la juez impuso la pena de un año y de seis meses por los delitos de facilitación de evasión y falsificación en su modalidad de utilización de documentos falsos, contra el abogado Emilio Molina Peña, originario de Chichigalpa, quien la tarde del 18 de diciembre de 2009 entregó la orden de liberación --que resultó falsa-- con firma y sello de José Antonio Fletes Largaespada, Secretario de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia a favor de los tres narcos chapines.

Expresó que la juez Noguera Roa no impuso condena al abogado Ricardo Ernesto Polanco Alvarado, originario de Managua, quien durante un tiempo defendió en la capital a los tres narcotraficantes.

“La juez estableció el cumplimiento de las penas y se mantienen las medidas impuestas por ella en audiencias anteriores”, expresó el representante de la Fiscalía.

En cuanto a la libertad de Polanco Alvarado, quien de acuerdo con la Fiscalía recibió remesas por varios miles de dólares procedentes de familiares de los narcos guatemaltecos, y está presuntamente implicado en la libertad de otros reos relacionados con la narcoactividad, el fiscal Hermida declaró que “el Ministerio Público aporta pruebas, y cuando son evacuadas en su totalidad, la juez que lleva la causa resuelve, y la Fiscalía es respetuosa de las decisiones”.

Inconformes con sentencia

Familiares, amigos y miembros de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) reaccionaron molestos por la decisión de la juez al condenar, según ellos, a dos personas inocentes, Jáenz Castillo y Mairena Espinoza.

Norvin Castillo, sobrino del ex director del correccional de Occidente, calificó de injusto el fallo, porque reiteró que su pariente es inocente, no así los dos abogados que defendieron a los tres narcotraficantes.

Noemí Castillo, prima del ex alcaide, afirmó que “Dios está en los cielos y todo lo que han hecho contra Ramiro se pagará aquí en la tierra”.

Todo comenzó el 18 de diciembre de 2009, cuando el ex alcaide Ramiro Jáenz Castillo, de 53 años, recibió una llamada telefónica para notificarle la salida de los narcotraficantes guatemaltecos Carlos Saúl Zúñiga Pérez, de 30 años; César Augusto Jordán González, de 25, y Óscar Algeo Morales Hernández, de 38 años, acusados a diez años de prisión por el delito de financiamiento ilegal de psicotrópicos. Los funcionarios no se ajustaron a los controles de rigor del SPN, lo que permitió a los reos irse tranquilamente a Guatemala.