•  |
  •  |
  • END

Aun cuando denunciaron que la obra de la comarca Cedro Galán, en el Distrito Tres, no estaba terminada, funcionarios de la Dirección Ambiental de la Alcaldía de Managua firmaron el recibido de la obra, cuyo monto ascendía a 270 millones de córdobas, según refleja el Acta de Recepción Final de la misma.

EL NUEVO DIARIO publicó la preocupación de los pobladores de esta comarca ante la suspensión de los trabajos, ya que cada año este sector se ve afectado por las inundaciones.

En el acta aparece las firmas de Juan Ramón Campos, Director de Gestión Ambiental de la Alcaldía, y de Arlong Salgado Membreño, Director General de Medio Ambiente y Urbanismo, acompañadas por la del supervisor Derick Antonio González y del contratista Roy Francisco Ulloa.

Derick Antonio González López se presentó a EL NUEVO DIARIO para rechazar los señalamientos que hacen técnicos y supervisores de la Dirección General de Proyectos.

Falta un 10 por ciento

González reconoce que el proyecto está concluido entre 85 y 90 por ciento, sin embargo, se defiende con el argumento de que la obra llevaba buen ritmo, “planteé la situación y solicité anticiparle los trabajos y procedimos de buena fe, con el conocimiento del ingeniero Ocampo para realizar la entrega”.

Asegura que el contratista realizó más de lo que establecía el contrato, contrario a lo señalado por el director de Gestión Ambiental, Arlong José Salgado Membreño, quien indicara una serie de incumplimientos como las cunetas. Afirmó que el contrato no establecía esto como parte del trabajo, así como tampoco la construcción de nuevas cortinas o gaviones, sino que establecía sólo reparaciones.

Cuestiona que la obra es hidráulica, pero que el ingeniero Juan Ramón Campos, un ingeniero forestal no civil, según González, la catalogó como obra civil.

Materiales de calidad
Sobre el señalamiento de que la obra estaba construida con materiales de mala calidad, el contratista Roy Francisco Ulloa mostró un informe del laboratorio Lamsa Ingenieros Consultores, en el que dice que la calidad de la piedra utilizada en la construcción es de 2.4 toneladas por metro cúbico, cuando lo exigido era de 1.6.