•  |
  •  |
  • END

El secretario general del Ministerio de Salud (Minsa), Enrique Beteta, afirmó que las autoridades médicas no están obligadas a rendirles información, e ignoró la solicitud que han hecho organismos defensores de los derechos de las mujeres, sobre poder conocer las medidas que aplicarán los médicos en el caso de la joven embarazada “Amalia”, quien necesita recibir un tratamiento de quimioterapia
“Nosotros no estamos obligados a darles información. Gente que dice que defiende los derechos humanos de las personas, del ciudadano nicaragüense, dicen que no estamos haciendo nada. Sí estamos haciendo algo… pero nosotros no podemos salir en carrera a decirle a estas mujeres feministas: Miren aquí estamos, estamos haciendo esto y esto. No estamos obligados”, aseveró Beteta.

Beteta hizo un llamado a los organismos y a los medios de comunicación interesados en el tema, a que respeten la decisión de familiares de “Amalia”, quienes han pedido privacidad. Esto, a pesar de que fue la propia hermana de la paciente quien se presentó a los organismos defensores de derechos humanos a solicitar ayuda para que el Minsa prestara atención al caso.

Informarán… en su momento

El funcionario dijo que desde que conocieron el caso de “Amalia” han estado trabajando en él, y que darán información de las medidas que tomarán, cuando sea el momento necesario.

Sobre esto, Marta María Blandón, en representación del Grupo Estratégico contra la Penalización del Aborto Terapéutico, dijo que tiene razón en que las primeras personas en ser informadas deben ser los familiares de “Amalia”, sin embargo, como organización constituida tienen todo el derecho a solicitar información de un caso del dominio público, que se ha elevado a nivel internacional y en el cual se está en juego la vida de una mujer.

Bayardo Izabá, Director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, mencionó que a petición de “Amalia”, cuya familia recurrió a la organización, se ha respetado su privacidad. Rechazó lo dicho por Beteta y solicitó de éste más seriedad y responsabilidad.

Mantas de solidaridad

Mientras tanto, organizaciones de la sociedad civil a favor del aborto terapéutico se congregaron nuevamente este miércoles desde las 10 de la mañana en las afueras del Heodra, en León, en solidaridad con “Amalia”, la joven embarazada que padece cáncer.

La paciente fue trasladada este martes en horas de la noche a una sala privada del segundo piso del hospital a solicitud de los familiares, quienes, según parece, se sienten presionados por los curiosos y por los medios de comunicación.

Preocupación por lo que determinen médicos
“Lo que en realidad nos preocupa es que los resultados de la Junta de Médicos, sea en contra de la vida de “Amalia”. Nos interesa que se salve la vida de la paciente, sabemos que los médicos están en una condición muy difícil para deliberar a favor de “Amalia” por la penalización del aborto terapéutico, pero no pueden ser negligentes y dejar que la paciente muera”, afirmó Berta Sánchez, Coordinadora del Grupo Feminista de León, una de las organizaciones que estuvieron presentes en el plantón.