Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Los jueces y los magistrados del departamento de Managua, organizados en Ajumanic, se rasgaron las vestiduras, lanzando un comunicado contra todos los señalamientos de corrupción en el Poder Judicial, que se han hecho, e increíblemente dan a entender como que los medios de comunicación inventáramos las denuncias.

Protestan por “ciertos  epítetos y ataques” realizados por algunos organismos de la sociedad organizada, funcionarios públicos, autoridades civiles y denunciados en los medios de comunicación, en contra de sus resoluciones judiciales.

Y es que en las últimas semanas, el vicepresidente Jaime Morales Carazo llegó a denunciar la “dictadura de la judicatura”, y la primera comisionada de la Policía Nacional, Aminta Granera, reveló estadísticas entre las capturas de la Policía y las libertades ordenadas por jueces y magistrados.

Por si fuera poco, el propio presidente Ortega dijo en público que era mejor mandar a los narcos a sus países, para que no siguieran desde la cárcel contaminando a jueces y a magistrados.

Según la Asociación de Jueces y Magistrados de Managua, estos señalamientos públicos, considerado por ellos de “parciales”, hacen creer a la población nicaragüense “que están frente a jueces y juezas inescrupulosos, sin independencia y corruptos”.

Lo que confunde Ajumanic es que estas declaraciones no son vertidas por los medios de comunicación, sino por usuarios de la justicia. La última crítica contra el poder judicial fue la de Karen Jáenz, hija de Ramiro Jáenz Castillo, ex alcaide del penal de Chinandega, a quien condenaron a un año de prisión por la liberación de tres narcos. Ella soltó una terrible imprecación contra el Poder Judicial.

“Al abogado Ricardo Ernesto Polanco lo tenían que dejar en libertad, si no les sacaría las ‘mantillas al sol’ a narcomagistrados sinvergüenzas. Le dieron la libertad completa, porque si lo hubiesen condenado él les saca sus verdades a los grandes de la Corte”, expresó Jáenz.

Dicen que están apegados a derecho

Según los judiciales, sus resoluciones son emitidas dentro de sus funciones jurisdiccionales y motivadas con estricto respeto a la independencia en los fallos y sentencias de los jueces, juezas y tribunales del país; como una garantía irrenunciable y consagrada en la Constitución Política, Ley Orgánica del Poder Judicial, Ley de Carrera Judicial, su reglamentos y demás leyes.

La pregunta al Presidente de la CSJ

Otra crítica al Poder Judicial fue vertida por el ex Presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, doctor Alfonso Dávila Barboza, quien demandó al presidente de la Comisión de Justicia del Legislativo, José Pallais, invitar al titular de la CSJ, Manuel Martínez, para que explique quién es ese magistrado que solicitó 600 mil dólares para arreglarle un caso judicial a un inversionista.

Ajumanic también señala a organismos civiles, funcionarios y medios de comunicación de fomentar una “animadversión en las víctimas, familiares, acusados y resto de miembros de la población contra la investidura del Juez o Jueza”.

Según los judiciales, ellos aplican a los reos los beneficios que dan el Código Penal y la Constitución, como Igualdad ante la Ley, Retroactividad, la aplicación de la ley más favorable al reo, y los beneficios de libertad anticipada, entre otros derechos y garantías. “Lo que tratan es de desacreditar y mantenernos en un escarnio”, agregan en su comunicado.

“Por eso” --señalan-- “preocupados con las opiniones, declaraciones  y artículos periodísticos, marcando a Jueces y Juezas por resoluciones supuestamente ‘irregulares’ y que favorecen a condenados sin tener  tal derecho, Ajumanic y sus asociados del área penal, coincidimos con nuestros superiores jerárquicos de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia, en la investigación de cualquier agremiado involucrado, atendiendo siempre  el respeto de un debido proceso, asentado  en la Ley de Carrera Judicial y su reglamento”.