•  |
  •  |
  • END

Lino Hernández Pérez denunció que las autoridades de la Cárcel de Mujeres “La Esperanza”, se resisten a cumplir, como la Constitución lo manda, una orden judicial que pone en libertad a su pareja, Lidia María Montes.

El denunciante dijo que la orden de libertad para su cónyuge fue librada desde el pasado 28 de enero. Lidia Montes se declaró culpable del delito de posesión ilegal de estupefacientes, siendo condenada a tres de años de prisión por el juez suplente Séptimo Penal de Audiencia, José Luis Araica.

Sin embargo, el judicial en la misma audiencia, a petición de la defensa de Montes, suspendió la ejecución de la pena y ordenó la libertad de la condenada, disposición que un mes después se rehúsan a cumplir las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional.

El Código Penal permite a los jueces otorgar la suspensión de la pena cuando la condena no excede los cinco años.

Amadeo Flores López, defensor de Montes, señaló que ni siquiera las llamadas telefónicas hechas por el judicial al penal, han podido hacer efectiva la orden de libertad.

Otra más del SPN

Por su parte, el juez cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, denunció que las autoridades del SPN también están desobedeciendo otra orden de libertad emitida por él a favor de Jimmy Roland Robinson.

La orden de libertad para Robinson fue librada por el judicial, luego de clausurar de forma anticipada del juicio contra el imputado, por la incomparecencia de los policías propuestos como testigos de cargo por la Fiscalía.

“Si no hay pruebas, no se puede mantener presa a una persona”, subrayó el judicial, quien responsabilizó a las autoridades penitenciarias si pasa algo con la salud de Robinson, porque en el expediente judicial existe un dictamen del forense Milton José Sirias, que establece que el reo requiere de tratamiento hospitalario.