•  |
  •  |
  • END

Las obras de conservación de suelo y agua en la comarca Cedro Galán, del Distrito Tres de Managua, continúan paralizadas, y la población del lugar quedó esperando que concluyeran ayer. El constructor de la obra, Roy Francisco Ulloa López, en una visita que hiciera a EL NUEVO DIARIO, había afirmado que desde el martes pasado reiniciarían los trabajos en el lugar, y que los mismos estarían concluidos ayer, sin embargo, en la zona no se realizó esta semana ninguna obra, lo cual fue constatado por este diario.

La obra está valorada en 66 mil córdobas, y se trata de una reparación que se iba a hacer a un trabajo que colapsó el año pasado en ese mismo lugar.

Según pobladores del lugar, el año pasado se construyó un muro de piedras, el cual inicialmente fue desmantelado por los pobladores, quienes temían que la corriente quedara empozada e inundara las casas vecinas. Luego el muro se volvió a levantar, pero en esa ocasión se lo llevó la corriente provocada por las lluvias.

Ahora se volvió a levantar, pero ha quedado a medio hacer, afirman los pobladores, quienes expresaron su temor por la próxima temporada lluviosa.

Son parte del desorden
No obstante, fuentes de la Alcaldía de Managua destacaron que estas construcciones no son más que el reflejo del desorden que impera en la Alcaldía de Managua, donde no hay control de muchas de las obras. El caso de Cedro Galán es una pequeña muestra de obras inconclusas, de arrastre, de mala calidad, afirma la fuente.

Algunas no han funcionado debido a que poco a poco los empleados capacitados, ingenieros, arquitectos y técnicos, han sido despedidos o han tenido que renunciar.

“Se ha tirado a la basura años de capacitación y de preparación de profesionales, y en su lugar lo que han hecho es recargar el trabajo a los que se quedan”, afirmó la fuente.

EL NUEVO DIARIO ha intentado obtener la versión de la Dirección de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Managua, pero siempre responden que el director se encuentra en reunión.