•  |
  •  |
  • END

Tras una intensa búsqueda, oficiales de Inteligencia de la Policía de León, lograron dar con el paradero del joven Sergio Rubén Mayorga Balladares, de 19 años, supuestamente secuestrado por tres sujetos que después de 38 horas de retención, se aprestaban a dejar al joven Mayorga casi al frente de su casa.

Esta circunstancia y el estado de total embriaguez de los supuestos secuestradores, apuntan, según fuentes extraoficiales, de que se trataba de un autosecuestro.

El operativo policial con resultados positivos se desarrolló alas 5 de la tarde, se logró la retención de Teodoro y Lenín Ortega, padre e hijo respectivamente, además de otra persona aún no identificada, y dos mujeres habitantes del reparto Mariana Sampson, localizado en el camino que conduce hacia la comarca Chacaraseca.

Los cinco sospechosos fueron trasladados a las cárceles preventivas de la delegación policial, con aliento alcohólico, y las versiones inverosímiles de Sergio refuerzan la versión de autosecuestro.

Contradicciones
Después de dar con el paradero del joven Mayorga Balladares, los oficiales de Inteligencia procedieron a reconstruir los hechos y a conocer la realidad de la situación.

Mayorga Balladares es habitante del reparto Fátima, y supuestamente fue secuestrado el miércoles en horas del mediodía por tres sujetos que irrumpieron en la propiedad de su abuelo materno, Flavio Balladares, empresario y productor de la localidad, pero al momento de encontrarlo, Sergio dijo que fue plagiado por una sola persona.

Los raptores solicitaron a la familia de Mayorga Balladares 40 mil dólares para liberar al joven plagiado, pero nada de esto se materializó, y más bien fue notorio el burdo comportamiento de los protagonistas.

Sergio dijo que lo llevaron a una casa, vendado pero sin amarrarlo, y le dijeron que si se movía, los que habitaban la casa lo matarían.

No se sabe cuándo se quitó la venda y qué hacía cerca de su casa con tres personas en estado de ebriedad.

En los últimos dos años, sólo se registran dos plagios en el departamento de León, el primero ocurrió en la ciudadela de Salinas Grandes, jurisdicción del municipio de León. En esa ocasión los secuestradores fueron neutralizados por las autoridades policiales y posteriormente enjuiciados. 

(Con la colaboración de José Luis González)