•  |
  •  |
  • END

El terremoto de 8.8 en la escala de Richter que azotó el norte de Chile la madrugada del sábado, puso a prueba el Sistema de Alerta Temprana (SAT) ante Tsunami que Nicaragua perfecciona desde hace cinco años, dejando resultados “satisfactorios”, porque, en poco tiempo, se pudo alertar y evacuar a gran parte de las poblaciones que viven en la franja costera del Pacífico informó el general Mario Perezcassar, jefe de la Defensa Civil.

El militar informó que a las 3:45 a.m. de ayer, el Centro de Operaciones de la Defensa Civil se enteró del sismo en territorio chileno, pero fue hasta las cuatro de la mañana cuando varios organismos extranjeros, especialistas en sismología, avisaron sobre la posibilidad de un tsunami, fenómeno que puede llegar a provocar olas mayores a los 20 metros de altura, y es originado por terremotos de gran magnitud bajo la superficie acuática.

Este aviso sirvió para que la Defensa Civil entablara comunicación con la Presidencia de la República, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, puestos de mandos que la institución militar tiene en 24 zonas del Pacífico, y resto de miembros que forman el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.

Sólo fue el susto
A las seis de la mañana el aviso se convirtió en una firme alerta, y la Defensa Civil ya sabía la hora en que las enormes olas llegarían a las costas nicaragüenses. A las 8:45 a.m. las olas estarían impactando San Juan del Sur, mientras que el poblado de Puerto Sandino sería impactado las 9:15 a.m., y cinco minutos después Corinto sería el afectado.

A raíz de esto, con la autorización del Gobierno, se alertó a la población a través de las emisoras radiales y canales de televisión, al tiempo que se estableció contacto con los municipios de Corinto, San Rafael del Sur y San Juan del Sur, que son los tres puntos de mayor población que tiene la zona del Pacífico. Este aviso llegó a otros 21 poblados costeros donde la Defensa Civil tiene radio bases listas para actuar ante este tipo de eventos.

“Eso dio un excelente resultado, porque la Fuerza Naval, la Defensa Civil y los Comités Municipales y Locales de Prevención y Atención de Desastres Naturales, pudieron hacer rápidamente sus reuniones y comenzaron a efectuar las evacuaciones de las poblaciones más cercanas a la costa”, dijo Perezcassar.

“Como es un tsunami, lo único que se hace es proceder a alejarse de la zona costera hasta un kilómetro, mientras se alertaba a las embarcaciones que no podían zarpar, al final no ocurrió nada, pero nosotros actuamos y fue un éxito”, añadió.

Fueron puestos a prueba
El jefe de la Defensa Civil añadió que lo de ayer no fue ni ejercicio ni ensayo, sino una “realidad de la que estamos muy satisfechos”. Indicó que la alerta decretada ayer, pero luego descartada, fue oportuna, y sirvió para probar las capacidades de respuesta ante tsunami.

“Vimos que tenemos la capacidad real, pero hay que destacar que ayer tuvimos la ventaja de que el terremoto fue en Chile, por lo que tuvimos hasta seis horas para actuar, pero si hubiera ocurrido aquí en Nicaragua, sólo tenemos 45 minutos. En una situación real, en el país, sí vamos a tener problemas, porque todavía no tenemos la zona costera completamente cubierta por los medios de comunicación nuestros”, manifestó el jefe militar.

Un recorrido realizado por EL NUEVO DIARIO en los balnearios de Masachapa y Pochomil, de Managua, sirvió para comprobar que la situación estaba en calma. Pescadores de Masachapa informaron que la Defensa Civil les alertó, desde las cinco de la mañana, que no se adentraran al mar y que se alejaran lo más posible de la costa.

Hasta ayer al mediodía, las autoridades de la Defensa Civil y del municipio no permitían que los pescadores volvieran a su faena de trabajo, ni a los veraneantes darse un chapuzón. En Pochomil prevalecía la calma, pero muchos pobladores dijeron desconocer la alerta emitida. Y los que la conocían aseguraron enterarse algo tarde.

Costas de León en alerta
La Defensa Civil en León evacuó este sábado a más de 150 personas habitantes de la zona costera de Poneloya, Las Peñitas y Salinas Grandes. Los evacuados fueron trasladados desde tempranas hora de la mañana, al centro de refugio de la comunidad de San Roque, cerca del empalme de la carretera Poneloya-León, informó el mayor Gustavo Ramos, jefe de la Defensa Civil en León.

Para evitar mayores contratiempos, las autoridades de Policía, Defensa Civil, alcaldía, miembros del cuerpo de socorro, y el Comité Municipal de Prevención de Desastres, aunaron esfuerzos y evitaron la entrada y salida de embarcaciones pesqueras en el sector de la isla Juan Venado. Las personas evacuadas a los centros de refugio retornaron a sus casas en horas del medio día después que se desactivó la alerta ante un posible tsunami.

Ortega solidario
Medios oficialistas publicaron declaraciones de la Primera Dama de la República, Rosario Murillo, quien asegura que el presidente Daniel Ortega mandó las muestras de solidaridad del gobierno de Nicaragua para el pueblo y gobierno de Chile, por el terremoto ocurrido ayer, y que ya deja más de 150 muertes.

“El comandante Daniel Ortega está pendiente desde la madrugada sobre los resultados de la catástrofe, y ha enviado un mensaje de cariño y solidaridad para los afectados por la tragedia”, dijo Murillo.

Por su parte, el ex Presidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, y el ex vicepresidente José Rizo, también se solidarizaron con el pueblo chileno. Rizo, quien tiene a varios hijos estudiando en la chilena ciudad de Valparaíso, expresó que se solidarizaba con el pueblo chileno, “porque me brindó su calor y amistad durante los años de exilio que me tocó vivir”. Agregó que todavía no se había podido comunicar con sus hijos luego de la tragedia.