•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

El comisionado Douglas Zeledón, jefe de la Policía en León, detalló este sábado en conferencia de prensa que el accionar delictivo en contra del joven Sergio Rubén Mayorga Valladares, de 19 años, quien estuvo desaparecido por un período de 38 horas, fue calificado como secuestro extorsivo, sin embargo, las investigaciones alrededor de este caso aun continúan.

“Hemos capturado y sometido a investigación a tres presuntos autores por el delito de secuestro extorsivo, los cuales no tienen antecedentes penales, dos de ellos (Teodoro José y Lenín José), trabajaron anteriormente con la familia afectada, y el otro (Edmundo Danilo) actuó como chofer de la camioneta azul, Dakota, placa LE 08624, que fue ocupada para realizar el ilícito”, afirmó el comisionado Zeledón, tras mencionar que a través del trabajo investigativo, la institución resolvió el hecho delictivo en tiempo record.

“El comportamiento en que se desarrolló el supuesto secuestro es bastante atípico, y ese tipo de elementos extraños que están ahí y que no calzan en la característica de este supuesto jurídico, tenemos que aclararlo, y es por eso que las investigaciones continúan. Se habla de un autosecuestro, pero nosotros estamos trabajando para saber la verdad, y no podemos descartar o afirmar nada”, detalló el comisionado Zeledón.

La versión familiar
En la delegación policial, el señor José Antonio Mayorga, progenitor del joven Mayorga Valladares, afirmó que van a acusar en la vía judicial a los tres secuestradores.

“Mi familia no tiene problemas con nadie, no tenemos deudas pendientes, la recompensa de los 40 mil dólares no se pagó, estábamos dispuestos a pagar esa cantidad de dinero a pesar de no contar con ella, pero teníamos el apoyo y la solidaridad de amigos que se acercaron y contribuyeron para poder salir de este problema”, expresó Mayorga, quien se presentó en la Policía a interponer la denuncia en representación de su hijo, en contra de los tres detenidos.

Teodoro José y Lenín José Ortega Urroz habían sido trabajadores del señor Mayorga. “Ellos dos llegaron a la casa de mi padre, Flavio Mayorga, en el barrio San José, con la intención de robar, llegaron a las 9:00 de la mañana del jueves recién pasado y se introdujeron a la propiedad después de intimidar y amarrar a las dos empleadas, pero cuando vieron a mi hijo, (Sergio Rubén) no tuvieron otra alternativa que llevárselo, ya que habían sido descubiertos”, dijo Mayorga.

También confirmó que la recompensa que exigían los secuestradores ascendía a 40 mil dólares. “Esta gente se comunicó por teléfono en tres ocasiones, primero exigían 40 mil dólares, a través de negociaciones logramos rebajarla hasta 20 mil, pero al final no entregamos ni un solo centavo”, refirió José Antonio Mayorga, tras agradecer a la Policía por el excelente trabajo que desempeño.

“Mi hijo tuvo la suerte de que la hermana de Ortega Urroz, una mujer honesta, se compadeció del dolor de mi familia y decidió ayudar a mi hijo, llamó a su papá, y posteriormente trasladó a mi muchacho hasta la casa de su abuelo Flavio Balladares”, aseveró Mayorga. El joven fue obligado por sus raptores a caminar por las calles, fue escondido en el río El Pochote, reparto Adiact, en Sutiaba, Poneloya, auto-hoteles, fincas, y en el reparto “Mariana Sansón”, en el sector suroeste de la localidad, en donde fueron retenidos los tres sospechosos.