Oliver Gómez
  •  |
  •  |

El hacker que usa el seudónimo “Pedrón”, ayer dijo a EL NUEVO DIARIO que jamás dañó el servidor de Cablenet o Claro TV, y garantiza a los dueños de los 179 sitios web afectados, que enviará una copia gratuita para seguir operando de forma estable. Sin embargo, los directivos de esta empresa y de la Policía Nacional avanzan en las investigaciones y ahora buscan pruebas para tipificar y proceder por la vía legal.

Pedrón ayer respondió a un correo electrónico que le enviara EL NUEVO DIARIO y señala que “en ningún momento se dañó el servidor de Cablenet, a como andan diciendo.

Simplemente que miren el Log del Server y verán los errores que cometieron los administradores (de esa empresa)”.

Dice que si alguno de los particulares o directivos de instituciones, empresas u organismos quiere una copia íntegra de su sitio web previo al ataque, pues “se le enviará de forma gratuita, únicamente comparando que sea el dueño de dicha web”.

En su mensaje, “Pedrón” no explica cómo las personas afectadas pueden gestionar una copia de sus propios archivos para seguir operando, aunque escribió desde su cuenta de correo de Yahoo! (teamnicatech@yahoo.com.mx), y aprovechó para enviar copia de este mensaje a Eduardo Castro, director regional de sistemas de información de Claro Centroamérica.

También envió una dirección web (66.91.140.58/cablenet/) de un sitio que habilitó con el fin de que cualquier persona conectada a la red pueda leer su “aclaración”, la que publicó ayer a las 5:22 de la tarde y describe paso a paso lo que hizo al entrar en la plataforma de Cablenet, con el fin de que los técnicos de esa compañía recuperen la plataforma.

“No fue con mala intención”
Primero dice que hizo un respaldo, después “modifiqué el index a algunas web  y dejando el index original como: index.bak.

Cualquier problema con el servidor es responsabilidad de los administradores de Cablenet. También contacté al Admin (administrador web de Claro), ofreciéndole ayuda para poder parchear el servidor y la cual no aceptaron.... No les estaba cobrando”.

Detalla que su ataque jamás tuvo mala intención, ya que “si yo hubiera hecho algo simplemente hubiera borrado todo y dejo inoperable el servidor”, algo que según Pedrón, no sucedió.

“No busquen cómo echarme la culpa a mÍ”, pide “Pedrón” a los directivos de Cablenet, y reitera que este operativo fue causado por un Spamer (remitente de correo basura) que manda mensajes de correo electrónico “a quien se le pega su regalada gana. Deberían de echarlo preso por mandar e-mail sin consentimiento de uno”.

Y pregunta: ¿Él no es delincuente?, algo que después responde citando el artículo 197 del Código Penal de Nicaragua, donde se detalla lo que es “registro prohibido” en nuestro país.

EL NUEVO DIARIO conoció que oficiales de la Unidad Telemática de la Policía Nacional ayer siguieron visitando algunas empresas e instituciones del sector informático, con el fin de recopilar información.

La doctora Delia Rosales, secretaria ejecutiva del Ministerio Público, aclaró que no se puede hacer nada en este caso desde el punto de vista legal si es que no hay una denuncia formal, donde los que se declaran “afectados” expliquen sus razones.

Los delitos cibernéticos están contemplados en el nuevo Código Penal de Nicaragua en el Capítulo Octavo, referente a daños. En el artículo 245 señala la Destrucción de Registros Informáticos, a quien destruya, borre o de cualquier modo inutilice registros informáticos, será penado con prisión de uno a dos años o de 90 a 300 días multas.

La pena se elevará de tres a cinco años, cuando se trate de información necesaria para la prestación de un servicio público o se trate de un registro oficial.