•  |
  •  |

El Sistema Único de Compensación Regional, Sucre,  del que echará mano Nicaragua,  aún no es conocido por los exportadores locales, sin embargo, de entrada,  es bien visto por el gremio.

Sucre fue creado en 2009 por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América, ALBA. Es un mecanismo diseñado para facilitar el intercambio comercial sin tener que recurrir a otras monedas, como el dólar. Es una unidad contable y no una moneda material.

El gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), Roberto Brenes,  y el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Apen, Enrique Zamora, coincidieron en que no conocen el sistema.

“No lo hemos analizado a profundidad”, reconoció Brenes, quien sostuvo que este sistema debe contar con una moneda de referencia, que podría ser el dólar, ya que no existe físicamente.

Indicó que “el Sucre puede facilitar el comercio entre los países miembros (del Alba) pero funcionará más como un trueque de mercancías”.  

En ese contexto mencionó  que  las exportaciones nacionales  hacia Venezuela que el año pasado cerraron en 100 millones de dólares,  se espera que aumenten este año, a la “zona Sucre”, en 150 millones de dólares.

Zamora, entre tanto, comentó que: “hay que ver el mecanismo. Creo que siempre se abren las posibilidades para facilitar el comercio y creo que este mecanismo, que es nuevo, habría que trabajarlo coordinadamente;  importadores y exportadores  con las autoridades del Banco Central de Nicaragua (BCN) para su aplicación”.

El gerente general del Banco de Crédito Centroamericano, Carlos Briceño, refirió por su lado, que el sistema es “transparente”,  apto   para el  intercambio comercial.  En ese sentido “a los exportadores e importadores nacionales  les podría ser de utilidad en los países  donde se aplica (Cuba y Venezuela…   aunque pronto se utilizará  en Bolivia y  en Nicaragua)”, planteó.