•  |
  •  |
  • END

Ante la grave coyuntura ambiental generada por el cambio climático y la necesidad de disminuir las fuentes emisoras de Dióxido de Carbono, el Procurador General de la República, Hernán Estrada,  solicitó al ministro agropecuario, en su calidad de autoridad rectora de los temas agropecuarios, que impulse una reforma a la Norma Técnica  para la Regulación de la quema como práctica agrícola en el cultivo de la caña de azúcar, ya que no se está cumpliendo lo establecido.

Esta normativa fue aprobada después de las afectaciones que provocaron las quemas de grandes extensiones de caña de azúcar en 2006, por el Comité Técnico integrado por Magfor, Minsa, Marena, Mific, el Comité Nacional  de Productores de Azúcar y representantes de los ingenios Monte Rosa y San Antonio.

Según la normativa, se permitirá el uso de quema controlada en zonas restringidas en casos de que los cultivos presenten malezas persistentes, plagas o enfermedades, una vez agotadas todas las alternativas de control sin perjuicio a la salud y al ambiente.

Además, se cumplirá con los siguientes requisitos: presentación de carta de solicitud de autorización de quema a la delegación del Magfor, exponiendo la situación actual de la plantación, acompañado del formulario de solicitud de quema de cultivo de caña de azúcar en zonas restringidas (Anexo I). Realización de inspección in situ para verificar situación, entre otros, situación que no se está cumpliendo.

Responsabilidad social

“La reforma debe ir encaminada a disminuir cada año las hectáreas de plantación de caña que son sometidas a quemas agrícolas. Estoy seguro de que en esta iniciativa nos acompañarán el Minsa y el Marena, pues son evidentes los daños que se ocasionan a la población aledaña a los plantíos que son quemados, a la biodiversidad y a la atmósfera”, expresó el procurador Estrada, a través de nota de prensa.

El procurador Estrada también enfatizó que “los ingenios azucareros y los productores de caña deben contribuir a la disminución de fuentes de emisión de contaminantes atmosféricos, que generan el efecto invernadero responsable del cambio climático; esa es la responsabilidad social corporativa que queremos ver”, dijo Estrada.