•  |
  •  |
  • END

Durante 2009 ingresaron 46 mil 151 causas al Ministerio Público, MP, entre delitos graves y menos graves, es decir 280 causas menos respecto a 2008, cuando se registraron 46 mil 431 expedientes, expuso el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, durante la reunión de la Comisión Nacional Coordinación Interinstitucional del Sistema de Justicia Penal.

De las causas ingresadas en 2009, unas 17 mil 646 fueron llevadas a los juzgados nacionales, mil 876 fueron desestimadas, 3 mil 532 fueron declaradas sin mérito, y se realizaron 2 mil 498 mediaciones. Las causas que quedaron pendientes en el MP fueron 12 mil 562 expedientes, y unas 4 mil 587 quedaron en proceso de investigación.

En cambio, en 2008, aunque hubo más ingreso de causas, se acusó menos, ya que las causas imputadas fueron de 17 mil 77 expedientes y las desestimadas fueron 2 mil 207 causas.

Sobresalen delitos sexuales

Los delitos sexuales contra la niñez y mujeres ocupan el primer lugar de incidencia, ya que de éstos, ingresaron 2 mil 812 causas, seguidas de delitos de Violencia Intrafamiliar que representan mil 827 expedientes.

Mientras que los delitos de Crimen Organizado ingresaron 740 causas y delitos de corrupción se presentaron 98 expedientes.

De las 2 mil 812 causas de delitos sexuales ingresadas, se acusaron mil 372, fueron desestimados 157 expedientes, se mandó a ampliar investigación a 287 causas y siete fueron tipificadas como faltas. Otras 205 fueron declaradas sin méritos, y 765 quedaron pendientes de acusar.

“Evidentemente, hubo un incremento de este delito gracias a las campañas de sensibilización de organismos y de las comisarías de la mujer que sirven a la prevención y a la persecución de este tipo penal”, expresó la fiscal Odeth Leytón, de la Unidad de Género del MP.

Faltan sicólogos

Según Leytón, una de las dificultades para ejercer la acción penal en este tipo de delitos es la falta de especialistas en sicología, en algunos municipios, ya que los dictámenes de éstos refuerzan el testimonio de la víctima, aunque éstas tal vez se retracten a la hora del juicio, por el mismo proceso que está viviendo.

“En los delitos sexuales el testimonio de la víctima es fundamental, pero es necesario fortalecerlo con otros elementos de convicción, aunque la víctima se retracte. Lo bueno es que hay una voz común entre las instituciones del estado para ir superando este tipo de limitantes”, aseguró la fiscal.

Según el fiscal Centeno, estas acusaciones se realizaron con 290 fiscales distribuidos en 15 sedes departamentales, dos sedes regionales y 48 sedes municipales.

“Los muchachos con gran esfuerzo y con muchas limitaciones económicas y materiales realizan el trabajo fiscal, prestando máquinas de escribir. Legalizan las acciones de la Policía Nacional y garantizan la legalidad del proceso penal”, enfatizó el fiscal Centeno, durante la reunión de la Comisión Nacional Coordinación Interinstitucional del Sistema de Justicia Penal.