Máximo Rugama
  •   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Suficientes elementos de convicción dijo haber encontrado la jueza de Distrito Penal de Audiencias, doctora Alma Pino, quien ratificó la prisión preventiva para cuatro abogados de Ocotal, acusados por el Ministerio Público de haber cometido los supuestos delitos de soborno y crimen organizado.

De paso, la judicial Pino programó la audiencia inicial para el próximo 18 de marzo, y dijo que al aceptar el cuadro de la acusación presentada por el Ministerio Público, el mismo contenía suficientes méritos y elementos materiales, testificales y periciales de convicción que sustentaban el mismo.

La audiencia preliminar, a la que fueron llevados los abogados Juan Diego Bustamante Bravo, Julio César González, Gabriel Díaz y Bernardino Andrés Chavarría González, quienes son señalados de cometer el presunto delito de cohecho o soborno en contra del magistrado del Tribunal de Apelaciones de Estelí, David Salomón Moreno Cardoza, comenzó a las ocho y treinta minutos de la mañana de ayer, y debido a los distintos alegatos presentados por los acusados, se prolongó hasta avanzadas horas de la tarde.

Desde la noche del domingo último, la Policía esteliana mantiene fuerte presencia en la casa del doctor David Salomón Moreno Cardoza, a quien según denuncia presentada por él mismo, el abogado Juan Diego Bustamante Bravo le propuso varias veces por teléfono y en dos ocasiones frente a frente, que le entregarían diez mil dólares.

Tal cantidad era para que cambiara un fallo del Juzgado de Distrito Penal de Juicio, de Nueva Segovia. Éste resultó adverso a su defendido Hamilton Flores Casco, quien fue acusado y condenado a varios años de presidio por el delito de secuestro extorsivo en contra de Reinaldo Leonel Ortez Ortez.

En el caso de Juan Diego Bustamante Bravo, quien es señalado de ser el artífice de todo el caso, nombró como defensor privado personal al doctor Kenneth Guardado Savillón.

Acusados se auto defienden
Mientras que los abogados Julio César González, Gabriel Díaz y Bernardino Andrés Chavarría, decidieron autodefenderse.

Todos ellos pidieron a la jueza Alma Pino que les permitiera enfrentar el proceso en libertad. Unos argumentaron estar enfermos y otros porque sus esposas están en los últimos días para dar a luz.

Pero la judicial Pino y la misma fiscal auxiliar, Regina Montano, señalaron que el Código es claro: es a las mujeres a las que se les concede el beneficio cuando están en estado avanzado de gravidez, lo que no era el caso de los abogados.

Los pasillos de los juzgados se vieron atestados de decenas de familiares, amigos y clientes de los indiciados, entre ellos el ex oficial del Ejército de Nicaragua, Porfirio Blandón, y el dirigente comunitario Natán Amaya. Ellos dijeron que no descartan la realización de plantones frente a las oficinas del Tribunal Regional de Apelaciones de Estelí, y frente a la casa del magistrado David Moreno Cardoza.

Antes y durante la audiencia estuvo presente dando su respaldo a los indiciados, el diputado del FSLN por Nueva Segovia, César Castellanos, quien dijo meter las manos al fuego sobre todo por el abogado Gabriel Díaz.

Hasta líder de los No Pago apoya a abogados
De igual forma, estuvo en los pasillos judiciales el ex alcalde sandinista de Jalapa, Omar Vílchez González, quien dio su respaldo a los acusados, y dijo no creer que éstos hayan cometido los delitos por los cuales los acusa el Ministerio Público.