•  |
  •  |
  • END

El feminicidio, la falta de acceso a la justicia en casos de violencia intrafamiliar y sexual, así como la penalización del aborto terapéutico, son los temas que más resienten las organizaciones de mujeres y de derechos humanos que ayer conmemoraron su día con diversas actividades.

Según un estudio de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, atendieron 710 casos de denuncias tanto en la sede central como en sus filiales, reclamando la falta de acceso a la justicia por parte de las Comisarías de Mujer, Niñez y Adolescencia, además del Ministerio Público.

“Nicaragua tiene muchos logros en cuanto a la firma de convenios internacionales para la igualdad de género y la lucha contra la violencia intrafamiliar y sexual, sin embargo, el acceso a la justicia es poco”, asegura Carla Sequeira, coordinadora de asesoría legal de la CPDH.

En el caso de las comisarías, la licenciada Sequeira comentó que la deficiencia no se limita a la falta de atención, sino al maltrato y a la revictimización de la afectada. Indica que primero, los oficiales de turno culpabilizan a la mujer del maltrato, luego la persuaden a que regrese a su casa. Así, el 30 por ciento de los casos son enviados a la reconciliación entre la pareja, sin darle ninguna medida de protección.

Sin capacidad para atender a mujeres
“No existen funcionarios con suficiente capacidad para brindar una atención especializada, algunos tan sólo han recibido dos talleres de capacitación y con eso no se puede esperar a que alguien tome conciencia de las dimensiones del problema”, dijo la asesora legal de CPDH. El 56 por ciento de las denuncias interpuestas son rechazadas, mientras el 60 por ciento de las afectadas indican que se les da un trato denigrante en las Comisarías, indicó.

“De las personas denunciantes en CPDH, alrededor del 30 por ciento son aceptadas en las comisarías luego de darles el acompañamiento y el reclamo respectivo, interponiendo la acusación en Asuntos Internos de la Policía Nacional. Otro grave punto es la retardación en el sistema de justicia, donde el Ministerio Público, a pesar de tener los elementos probatorios, no acusa. De las denuncias en 2009, el 44 por ciento no se han resuelto”, comentó.

Erica Romero, sicóloga especialista en el área de Atención para Víctimas de Violencia, expresó que no existe una comprensión por parte de los receptores de las denuncias en la institución policial sobre la situación que viven las mujeres. “La mayoría son mujeres que no han roto el círculo de la violencia, algo difícil y complejo de tratar, por lo cual algunas pasan toda su vida sin poder salir de éste”.

Por su parte, durante una actividad en conmemoración del Día de la Mujer, organizada por la Asociación de Trabajadores del Campo, la diputada Alba Palacios, Segunda Secretaria del Parlamento, dijo que Nicaragua ha tenido grandes avances al firmar todos los compromisos internacionales, que el gobierno de Ortega ha sacado a las mujeres de la pobreza, situación que según ella se ha reducido considerablemente.

Convenios y tratados incumplidos
Fátima Millón, de la Red de Mujeres contra la Violencia, señaló que a diferencia de las 31 mujeres asesinadas, según datos de las comisarías en 2009, el monitoreo de su organización detectó a nivel nacional 79 feminicidios, y en lo que va del presente año se contabilizaron seis.

“Nuestro país ha ratificado una serie de convenios internacionales, sin embargo, hay serias debilidades, porque no es de sólo suscribir los convenios, sino cumplirlos. No se están implementando las medidas que garanticen la vida y el resguardo de los derechos humanos de las mujeres, sin existir un plan de lucha contra la violencia hacia la mujer”, indicó durante la marcha realizada ayer por la mañana.

Wendy Flores, abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, también declaró que, en la práctica, los convenios internacionales no se materializan, ni siquiera en las instituciones públicas y sus funcionarios.

“No se han interiorizado todavía los avances en materia de derechos humanos de las mujeres. Tal es el caso de retrocesos jurídicos, comenzando con la penalización del aborto terapéutico, con la débil sanción que existe en el Código Penal contra la violencia intrafamiliar. Mientras se elevan las cifras de las víctimas por delitos y faltas relacionadas con esto en todos los ámbitos, suman más de 30 mil los casos en las comisarías, y sólo una mínima cantidad logra llegar a los juzgados, donde muy pocos tienen una sentencia condenatoria”, dijo la licenciada Flores.