•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Más de 500 mujeres aglutinadas en distintas organizaciones de la sociedad civil, marcharon por las principales calles y avenidas de esta cabecera departamental, en conmemoración a su día internacional.

La demostración feminista fue motivo de sorpresa para organizaciones afines al partido gobernante, que no realizaron ningún tipo de actividad pública en saludo a la mujer en la localidad.

La marcha transcurrió con total normalidad. El punto de partida fue de la Plaza San Juan Bautista, a las 10:00 de la mañana, y finalizó en la plaza San Sebastián.

Durante el recorrido, las mujeres gritaban consignas a favor del aborto terapéutico. “Amalia” era el nombre emblemático que se escuchaba entre las participantes que aprovecharon la ocasión para protestar en el portón principal del Obispado Diocesano, ubicado en el costado sur de la Basílica Catedral. Posteriormente, se apostaron frente al Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra, y dieron lectura a un pronunciamiento.

“Protestamos frente al Hospital porque es el lugar testigo de tu sufrimiento, venimos a cantarte con un racimo de voces y tonos, la canción ‘Gracias a la Vida’, de Mercedes Sosa (realmente es Violeta Parra), porque ‘Vida’ es lo que realmente todas y todos queremos para vos Amalia, amiga y hermana”, expresa el documento que fue leído por Berta Sánchez, coordinadora del Grupo Feminista de León.

Sara Enríquez, miembro del comité organizador, aseguró que la celebración del Día Internacional de la Mujer tuvo como objetivo elevar la solidaridad hacia miles de mujeres que sufren de maltrato físico y verbal, y que mueren todos los días por leyes injustas como la ley de penalización del aborto terapéutico.

En la marcha fue notoria la presencia de la diputada Mónica Baltodano. “Estamos aquí para decir que es necesaria la despenalización del aborto terapéutico, es una atrocidad lo que está pasando con muchas mujeres, que sus vidas están en peligro por una obsesión religiosa y una concesión que hizo el presidente Daniel Ortega a la alta jerarquía católica y evangélica”, dijo Baltodano cuando participaba de la marcha cívica organizada por más de diez organizaciones feministas.