Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Las importaciones de vegetales, pollo, aceite, papa y ajo, que realizan diversas distribuidoras para todo el país, se encuentran paralizadas desde hace más de 10 días. Los empresarios están perdiendo mucho dinero, sin que la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuaria, DGPSA, brinde alguna respuesta por la falta de permisos de introducción.

La queja que comenzó como un amplio rumor, se fue generalizando como molestia creciente a partir del viernes pasado, cuando representantes de distintas empresas del país que importan productos alimentarios, vieron que sus solicitudes de introducción de distintas mercancías no fueron contestadas hasta ahora.

Varios de los representantes de casas importadoras de alimentos dijeron no saber qué está pasando, porque sus demandas para poder introducir vegetales, papas, aceite, pollos y ajos, entre otras cosas, se encuentran paralizadas, debido a que la DGPSA no ha emitido las autorizaciones, y lo único que se ha dicho es que esa entidad se encuentra en una profunda reestructuración, tras haber sido removidos parte importante de los empleados, tanto de base como de dirección.

Numerosas importadoras afectadas
Al respecto, Eduardo Fonseca, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, dijo que la situación es grave, por las pérdidas que están sufriendo las empresas importadoras de alimentos, lo cual repercutirá hacia abajo, a pequeños comercios, mercados y al final a los consumidores.

Fonseca explicó que normalmente la DGPSA, una dependencia del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, se tardaba en extender estos permisos entre ocho y 10 días, y los importadores solicitaban la autorización 12 ó 15 días antes que llegara la mercancía a puerto o a la frontera.

Sin embargo, la DGPSA tiene ya 21 días de no otorgar ni un solo permiso de importación, y los empresarios están llegando diariamente a las oficinas de la entidad para intentar poner en regla sus papeles, pero no lo han logrado.

El ejecutivo de la Cámara de Comercio aseguró a EL NUEVO DIARIO que entre las empresas perjudicadas se encuentran: Casa Mántica, con los supermercados La Colonia, Wal-Mart, Delmor, Pipasa, Pollos Tip Top e Importaciones Fuentes.

Los supermercados La Colonia, propiedad de Casa Mántica, tienen varados en la frontera de Peñas Blancas desde hace nueve días un furgón con vegetales, cuyo valor es de 11 mil dólares, y ya se consideran perdidos, porque no se puede congelar, pero además, en El Rama tiene paralizado un cargamento de pollos congelados desde el tres de marzo, por valor de 50 mil dólares.

Esta misma firma tiene en tránsito hacia el país un cargamento de aceite y embutidos, entre otras cosas, por valor de 314 mil dólares. Además, hay otro envío de vegetales y pollos congelados por 105 mil dólares y no le han dado el permiso, por lo cual esta mercancía corre peligro.

Otra empresa, Importaciones Fuentes, tiene paralizados en Puerto Cortés, Honduras, mercancía por valor de 60 mil dólares, sin que la pueda mover por falta de permiso, asimismo, la importadora Pipasa tiene en la misma terminal portuaria hondureña, productos por 15 mil dólares.

En el caso de Industrias Wal-Mart, desde el 24 de febrero tiene paralizado en El Rama un contenedor con carne de cerdo y pollo. También están afectadas Tip Top e Industrias Delmor, las que tienen entrampado un contenedor en Puerto Cortés.

Pérdidas severas diariamente
Según Fonseca, aunque los productos congelados aguantan, están pagando 10 dólares diarios de parqueo, 125 dólares diarios por electricidad y 125 dólares diarios por demoraje, que es una multa que se entrega por no sacar la mercancía del puerto.

Añadió que en Puerto Cortés, después de cinco días de espera, se paga 260 dólares diarios por demora.

“Esta situación está trayendo problemas de abastecimiento al sector comercial y pérdidas de dinero, porque productos como los vegetales se han comenzado a malear, aparte de los pagos por demoraje, parqueo y electricidad que están teniendo que hacer”, apuntó.

Mientras tanto, el gerente comercial de supermercados La Colonia, de Casa Mántica, Leiton Cano, explicó que todos los importadores de alimentos están siendo perjudicados por la falta de respuesta de la DGPSA, y “nadie sabe qué está pasando, porque a nadie le dan explicaciones”.

Cano apuntó que “tenemos diez permisos pendientes sobre productos vegetales, carnes y otros comestibles importados tanto de Estados Unidos como de Costa Rica y Guatemala, entre otros países, pero ya tienen mas diez días y nadie responde en esa entidad del Magfor.

Entre tanto, una funcionaria de la empresa Delmor se quejó, ya que pese a que desde el viernes pasado están demandando agilización de trámites y explicaciones de por qué no se extienden los permisos de importación de productos al país, ni el señor Reinaldo Díaz, director saliente de la DGPSA, ni Manuel Gutiérrez, han agilizado las cosas para evitar mayores pérdidas.

La funcionaria dijo que “hemos hablado con los dos, pero sólo dicen que aún no hay nada. Entre tanto, algunas fuentes consultadas por EL NUEVO DIARIO afirmaron que el problema es que se desató una buena barrida en la institución, y que la solución ahora está en manos de la Presidencia.