•  |
  •  |
  • END

Decenas de activistas formaron la palabra SOS con sus cuerpos totalmente desnudos, ensangrentados y con banderillas en la espalda, en señal de protesta contra las ferias taurinas, y para exigir que no se declare de interés cultural esa actividad, como lo pretenden gobernantes locales de Madrid, Valencia y Murcia.