•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

De forma accidental, un policía mató a uno de sus compañeros e hirió levemente a una mujer que se oponía a la captura de su hijo, en el peligroso barrio “La Gran China”, ubicado en la parte oeste de Granada.

El comisionado mayor Ramón Avellán, jefe de la Policía en La Gran Sultana, visiblemente consternado, confirmó la tragedia acontecida, en la que perdió la vida el suboficial Fernando Xavier Rodríguez Gutiérrez, quien laboró durante siete años para la institución.

En una improvisada rueda de prensa, frente al féretro del suboficial Rodríguez, el jefe policial relató ante lo periodistas la tragedia que también envuelve al suboficial Isaías Vega Solano, autor del mortal disparo.

Como a las 10 de la noche se recibió una llamada telefónica, dando parte de una alteración al orden público en el barrio “La Gran China”, y los primeros en llegar fueron los suboficiales Rodríguez y Solano, dijo el jefe policial.

En el sitio, los agentes policiales observaron que el sujeto Alejandro Urcuyo Benavente, de 25 años, se introdujo a una casa, y fue perseguido por el suboficial Vega.

Un forcejeo y se fue un tiro
Cuando el suboficial Vega intentaba capturar a Benavente, intervino Mariana del Carmen Benavente, madre de Urcuyo, produciéndose un forcejeo.

En medio de la lucha, Carmen Benavente empujó a Vega, provocando que el suboficial casi se cayera, instante en que se le disparó el arma de reglamento, y el proyectil impactó en la espalda del suboficial Rodríguez, explicó el jefe policial.

El proyectil impactó en el costado izquierdo de la espalda del oficial, con orificio de salida en la tetilla derecha, y en su recorrido perforó los pulmones y la aorta, según el informe de los médicos del Hospital Japón–Nicaragua, adonde el policía llegó fallecido.

El mismo proyectil alcanzó a Mariana Benavente en la axila derecha, quedándole alojado en el tórax, pero está fuera de peligro, según el jefe policial.

Urcuyo y su progenitora, Mariana Benavente, serán acusados en los tribunales de justicia por obstrucción de funciones, aseguró el comisionado Avellán.

Al referirse al suboficial Isaías Vega, el alto cargo dijo que él está bajo proceso investigativo, y corresponderá al Ministerio Público definir su situación legal.

El barrio “La Gran China”, donde era jefe de sector Rodríguez, es uno de los vecindarios más peligrosos de Granada, por la existencia de expendios de droga, y debido a que, en el pasado, varios pobladores se han enfrentado con la Policía para impedir la captura de quienes venden estupefacientes, explicó Avellán.