•   GUATEMALA /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, CEG, pidió al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, impulsar una reforma migratoria justa para beneficiar a millones de indocumentados que viven en ese país.

La entidad religiosa guatemalteca, que trabaja en beneficio de ese sector, se amparó en un carta enviada al gobernante estadounidense por los Obispos de Centroamérica, en septiembre de 2009 a favor de millones de migrantes del área, precisó ayer el diario Prensa Libre, en su página web.

Los prelados resaltan en el documento la necesidad de “abrir un diálogo serio y profundo sobre una reforma migratoria justa, integral y con rostro humano para beneficiar a más de 12 millones de personas sin documentos que viven y trabajan en Estados Unidos”.

De acuerdo con el diario, los obispos indican en la misiva que “los indocumentados han puesto sus esperanzas en el cambio que usted (Obama) ha prometido. Ellos esperan de usted un nuevo planteamiento al Senado y al Congreso sobre la situación que viven”.

El documento fue firmado por monseñor Leopoldo José Brenes, Arzobispo de Managua, Nicaragua; cardenal Óscar Andrés Rodríguez, Arzobispo de Tegucigalpa, Honduras, y monseñor José Luis Escobar Alas, Arzobispo de San Salvador, El Salvador.

Además, suscribieron la carta monseñor Jorge Solórzano Pérez, Obispo de Matagalpa, Nicaragua; monseñor Pablo Vizcaíno Prado, Obispo de Suchitepéquez-Retalhuleu, Guatemala, y José Luis Lacunza, Obispo de David, Panamá.