•  |
  •  |
  • END

Tras un día de relativa calma, el volcán Concepción, en la Isla de Ometepe, reanudó su actividad ayer, con dos potentes explosiones de gases y ceniza que alcanzaron los 600 metros de altura y llenaron de temor a pobladores de las zonas aledañas, informó la Defensa Civil.

Aunque la noche del sábado los técnicos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, no reportaron signos de incandescencia en el cráter, a eso de las 11 y 42 minutos de la mañana de ayer ocurrió la primera explosión, y la segunda se produjo cinco minutos más tarde.

Posterior a las dos explosiones principales, se desencadenó una serie de estallidos de menor intensidad que contribuyeron a que los gases y cenizas se propagaran sobre los municipios de Los Ángeles y Esquipulas, cercanos al coloso.

Según el último informe del Ineter, los movimientos telúricos en la zona son constantes, aunque de baja magnitud. Para tener una mejor vigilancia visual de la actividad del volcán, los técnicos han comenzado a instalar cámaras web.

De igual manera, se ha recomendado a los aviones comerciales que pasan por la zona, que cambien su ruta para evitar ser perjudicados, ya que no se sabe en qué momento puede ocurrir otra explosión.

Los planes de emergencia continuarán activos, y se sigue recomendando a la población que esté alerta ante cualquier eventualidad.

Asimismo, se pidió a los habitantes que cubran su cara y mantengan tapados los alimentos, para que no tengan contacto con las cenizas o se contaminen con el dióxido de azufre.

Defensa Civil alerta en las comunidades
Tres oficiales y tres funcionarios de Defensa Civil se encuentran en la isla desde el viernes pasado, con el fin de planear estrategias en conjunto con las autoridades locales y con la población, ante una posible erupción.

Eduardo José Arias Baltodano, oficial de turno de Defensa Civil, dijo que el principal trabajo de la pequeña delegación es visitar las comunidades y hacer del conocimiento de la población, las técnicas y medidas que pueden implementar ante una posible fuerte erupción.

“Los oficiales ya habían regresado de la zona, porque todo estaba en calma, pero ante los últimos eventos volvieron a viajar y se han encargado de visitar las comunidades de La Concepción y Las Flores, sitios donde ha caído más ceniza”, señaló Baltodano.

Agregó que “están trabajando con Ineter, ellos van al lugar, reportan la situación, y de acuerdo con eso se estructuran los planes de acción. Es por ello que un miembro de Defensa Civil se quedará permanentemente allá, para dar aviso ante cualquier afectación”.