•  |
  •  |
  • END

La profesora Rosa Emilia Rojas Mendoza laboró por más de 20 años para el Ministerio de Educación, y al cumplir con todas sus cotizaciones y llegar a la edad de su jubilación, decidió retirarse de las aulas. Por más de un año el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, retrasó la salida de su resolución, la que establece una liquidación con el 100% de su salario devengado.

La maestra recibió 142 mil 415 córdobas por las mil 382 semanas cotizadas, por el año de retraso. “Coticé el doble, ya que siempre procuré tener dos plazas de trabajo, por el bajo salario que recibimos los maestros”, dijo Rojas.

El problema surgió después de cancelarle su liquidación, ya que ahora el INSS le pidió que se presente, pues aducen que le pagaron de más.

Los funcionarios del Seguro Social consideran que su pensión de 10,955 córdobas, ahora debería ser de 6,406 córdobas, pues no habían tomado en cuenta la reforma a la Ley General de Educación, la cual plantea que su sueldo debió ser afectado con los montos establecidos en la legislación y no con el 100 por ciento.

Desconocimiento de la Ley
La Ley General de Educación (Ley 582), aprobada en marzo de 2006, plantea en el artículo 102 que: “los educadores al jubilarse recibirán el 100% del salario devengado, según el cargo que desempeñan al momento de la jubilación, o invalidez total permanente”.

Sin embargo, esta ley fue reformada en agosto de 2006, a través de la Ley número 597, de Reforma a la Ley 582.

Dicho artículo 102 dice ahora que: “los educadores al jubilarse recibirán los montos establecidos en la Ley, de conformidad con las sumas reportadas al Seguro Social y sujetas a deducciones. El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, realizará inspecciones periódicas para confirmar estas deducciones”.

La profesora Rojas compareció ante los funcionarios de INSS, donde le informaron que tenían desconocimiento de la Reforma a la Ley 582, “y que verían cómo deducirle el monto entregado anteriormente, pero en cuotas, para no afectar su pago de jubilación”.

“Hay más casos”
La maestra Lesbia Rodríguez, dirigente de la Unidad Sindical Magisterial, comentó que hay cientos de casos como éste, en los que los maestros jubilados están siendo afectados en sus pagos.

Agregó que “los funcionarios del INSS no pueden alegar desconocimiento de la Ley, ya que ésta fue reformada en 2006, la resolución de la profesora Rojas salió en diciembre de 2008, y además, tardaron un año para resolverle”.

“Ahora les dicen que se equivocaron, que la Ley no había sido interpretada adecuadamente, y que les van a quitar lo que les habían entregado mal. Es por eso que los maestros se han amparado”, señaló la profesora Rodríguez.

La profesora Rojas refirió que ahora el INSS le pide que entregue el original de su resolución, para cambiársela por una correcta.

“Ellos se equivocaron y ellos deben resolver. Nuestro salario es bajo, estamos para que nos den, y no que nos quiten”, dijo Rodríguez.

10 mil maestros podrían jubilarse
El titular de Educación, Miguel De Castilla, dijo en octubre del año pasado que diez mil maestros estaban en proceso de jubilación, pero que era decisión de ellos si se retiraban de su apostolado.

La profesora Lesbia Rodríguez comentó que muchos maestros habían decido retirarse, pero esperando que su salario saliera 100% completo.

“Ahora resulta que no es así, que más bien les van a quitar dinero a los que se retiraron. Muchos maestros ahora echan pie atrás, pues prefieren trabajar doble plaza, aun con su edad y todas sus enfermedades, en vez de recibir un pago miserable”, dijo la sindicalista.

Las educadoras han querido conversar con el ministro de Educación para resolver la situación, pero De Castilla no las recibe, pues sólo se reúne con el sindicato oficialista de Anden.