•  |
  •  |
  • END

En la pista ubicada entre los semáforos del Guanacaste y la Estatua de Montoya, dos pequeños sentados en las piernas de su padre, disfrutan del recorrido matutino con sus travesuras y risas inocentes, mientras su “conductor” pretende cruzar la calle entre vehículos guiados por sus choferes apresurados, que entre pite y pite tratan de abrirse paso.